La Junta de Andalucía presenta el decreto de creación de los bancos públicos del agua

0
537
537

El Consejo Andaluz del Agua ha dado hoy a conocer a todos sus miembros el borrador de decreto de creación de los bancos públicos del agua de las tres demarcaciones hidrológicas internas andaluzas, tal y como se quedó establecido en la Ley de Aguas de Andalucía (Ley 9/2010 de 30 de julio), para posibilitar la disponibilidad de agua con fines de interés público. Se trata, junto con el decreto de creación del Observatorio Público del Agua, de uno de los compromisos más esperados por los representantes del Acuerdo Andaluz por el Agua.

Los bancos públicos del agua se han configurado como la herramienta más eficaz para conseguir una verdadera flexibilización del régimen concesional de derechos de usos de agua, posibilitando el acceso al recurso de nuevos sectores que, con el máximo respeto al medio ambiente, supongan un valor añadido en términos de creación de empleo y fomento del desarrollo para Andalucía.

El decreto presentado hoy establece la creación de tres bancos públicos del agua, cada uno de ellos en una de las demarcaciones internas andaluzas: Guadalete-Barbate, Tinto-Odiel-Piedras y Mediterránea. Como se establece en la Ley de Aguas, estos organismos permitirán a la Junta de Andalucía realizar ofertas públicas de adquisición de derechos de uso de agua, con la finalidad principal de conseguir el buen estado de las masas de agua. Asimismo, la Administración andaluza también podrá adquirir estos derechos para constituir reservas del recurso hídrico para los fines previstos en los Planes Hidrológicos; atender a fines concretos de interés autonómico y, como en los centros de intercambio, podrá cederlos a otros usuarios, por el precio que en cada caso se acuerde.

Los bancos públicos del agua podrán hacerse con dotaciones de agua mediante ofertas públicas de adquisición como consecuencia de expropiaciones, o por la revisión o extinción por cualquier causa de derechos concesionales de otros usuarios.

Cualquier interesado podrá acceder a estos derechos de agua por una oferta pública de enajenación o mediante a una asignación específica, siempre fundada en razones de interés público autonómico. Para poder ser asignadas estas concesiones por interés público, las razones deberán estar motivadas y la Consejería competente deberá analizar su viabilidad en función de las reservas de derechos de agua del banco público.

Asimismo, una vez aprobada dicha asignación, se expondrá en Información Pública y se solicitarán todos los informes que se consideren precisos. Según aseguraron los responsables de la Consejería de Medio Ambiente, cualquier cambio de derechos de uso de agua se realizará con el mayor control y transparencia.

Para acceder a estos derechos de uso de agua no se requerirá la condición previa de usuario, por lo que se podrán atender a nuevas demandas de agua, posibilitando y fomentando así la entrada de nuevos sectores productivos. La finalidad es dar nuevas oportunidades a sectores que generen un mayor valor añadido, mayor empleo y mayor cohesión territorial para Andalucía.

La Junta de Andalucía también ha presentado ante el Consejo Andaluz del Agua el nuevo Reglamento de Vertidos de Andalucía, en el que se establece un mismo régimen actualizado y unificado de las autorizaciones de vertidos, tanto a las aguas continentales como en el ámbito marítimo terrestre. Actualmente, las autorizaciones de vertidos al dominio público hidráulico y al litoral están regulados por dos normativas diferentes, la primera de ámbito estatal y la segunda de Andalucía.

Con este nuevo reglamento, se unificarán todas las autorizaciones bajo un mismo régimen y, además, se regulará el procedimiento de autorización de aguas depuradas y el desarrollo del régimen de inspección, vigilancia y control ambiental, para comprobar así el cumplimiento de las obligaciones establecidas en las autorizaciones. Desde el punto de vista del procedimiento, gracias a esta unión, además de la tramitación electrónica, se conseguirá la simplificación documental con la eliminación y unificación de trámites y reducción de plazos, y se garantizará a su vez una mayor transparencia informativa.

El último decreto de desarrollo reglamentario de la Ley de Aguas que se ha presentado ante el Consejo es la modificación del propio órgano, para adaptarlo a la nueva configuración administrativa competente en materia de agua de la Junta de Andalucía.

El Consejo Andaluz del Agua se creó en 1995 y desde entonces ha habido importantes cambios en la administración del agua, fundamentalmente con la transferencia a la Administración andaluza de las cuencas internas. El nuevo Decreto se adapta a estos cambios, pero sigue respetando el objetivo principal de este Consejo como órgano colegiado de consulta y asesoramiento del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía en materia de agua.

Riesgo de inundaciones

Los miembros del Consejo Andaluz del Agua han podido conocer hoy también el documento denominado “Evaluación Preliminar del Riesgo de Inundaciones”, en el que se definen las zonas donde existe un riesgo potencial y significativo de inundación en las cuencas internas andaluzas. Este documento, que acaba de finalizar el trámite de audiencia, responde a lo establecido en la Directiva Europea de Inundaciones y su trasposición al derecho español, en el que se dispone la necesidad de identificar estas zonas de riesgo.

La Evaluación del Riesgo, aunque constituye una visión conjunta de la problemática de las inundaciones existente en Andalucía, se estructura en documentos independientes para cada una de las demarcaciones hidrográficas internas.

En la Demarcación del Tinto-Odiel-Piedras se han identificado tres áreas de riesgo potencial en la zona de la desembocadura de los tres ríos de la Demarcación y una más en la zona de costa; en la del Guadalete-Barbate, se identifican áreas de riesgo significativo en tramos de 6 ríos (en total nueve zonas de riesgo potencial) y, finalmente, en la Demarcación mediterránea, se han identificado 20 áreas de riesgo potencial.

Tras esta evaluación, la Junta deberá presentar ante la UE los mapas de peligrosidad por inundaciones y los mapas de riesgo de inundación (previstos para diciembre de 2013) y los Planes de gestión del Riesgo de Inundación (previsto para diciembre de 2015), en los que se trabaja actualmente.

Situación hidrológica

Por otra parte, la Consejería de Medio Ambiente ha explicado hoy a los miembros del Consejo del Agua la situación hidrológica de las cuencas intracomunitarias andaluzas, que actualmente cuentan con agua suficiente abastecer a la población durante este año hidrológico, a pesar de la escasez de precipitaciones registradas este invierno.

Desde el principio del año hidrológico (1 de octubre de 2010) la lluvia registrada en los tres distritos hidrológicos andaluces (Guadalate-Barbate, Tinto-Odiel-Piedras y las Cuencas Mediterrénas) ha alcanzado una media de 253 mm (litros por metro cuadrado), que supone un porcentaje del 53% con respecto a la media histórica, situada en 477 mm.

Con respecto al agua embalsada, el presente año hidrológico comenzó con un volumen embalsado de 3.021,1 hm3 (un 77% de capacidad) y actualmente hay embalsados 2.971,2 hm3 (un 75% de capacidad), lo que supone una disminución de las reservas en 50 hm3.

El pasado año, en estas mismas fechas, los embalses estaban al 81,8 por ciento de capacidad, un 6% más que en el año actual, debido a la carencia de lluvias. Sin embargo, la situación de reservas hídricas continúa siendo favorable y se puede prever que se podrán satisfacer las demandas de agua para todos sus usos durante el presente año hidrológico.

Comentarios