"Aqualogy diseña herramientas que permiten a la industria reducir sus consumos de agua"

0
358
  • "Aqualogy diseña herramientas que permiten industria reducir consumos agua"
    Carmen Farre es directora de mercado industrial y privado en Aqualogy Europa

Una entrevista de:

Sobre la Entidad

SUEZ Advanced Solutions
SUEZ Advanced Solutions es la línea de negocio de SUEZ que integra todas las actividades relativas a las soluciones y tecnologías del agua. Listos para la revolución de los recursos.

Publicado en:

iAgua Magazine Nº 7
358

El agua es un elemento fundamental en los procesos industriales, y las empresas son cada vez más conscientes de la creciente escasez hídrica. Por ello, Aqualogy trabaja en soluciones que den respuesta a la demanda de compañías de los sectores químico, energético y alimentación y bebidas de reducir los consumos del recurso de manera eficiente y sostenible.

Pregunta.- ¿Cuál es su percepción sobre la relevancia de la gestión del agua en la industria? ¿Son conscientes de los riesgos asociados?

Desde el 2011 las empresas han invertido más de 84.000 millones de dólares para obtener, gestionar, conservar y ahorrar el recurso hídrico

Respuesta.- El agua es vital para los procesos industriales. Es un producto esencial para la fabricación en los sectores de alimentación y bebidas y la industria farmacéutica, para la refrigeración en muchas industrias químicas y metalúrgicas, y para el lavado y los enjuagues en la industria de la automoción. Además, es necesaria para la generación de vapor en la industria energética e interviene en la industria extractiva de la minería y en el petróleo y gas.

Antes, el agua era tratada como un recurso de libre disposición y uso. Actualmente las empresas son conscientes de que este uso puede dañar su marca y su credibilidad, afectar a la disponibilidad de crédito e incrementar los costos de sus seguros. Y esto se aplica tanto a un fabricante de pinturas como a una petroquímica o a un generador de energía.

Durante el Foro Económico Mundial para ejecutivos de negocios y otros líderes se realiza una encuesta anual en la que, hasta el 2011, la crisis de abastecimiento de agua no figuraba entre las 5 principales preocupaciones. Desde ese año, esta preocupación no ha bajado de los 3 primeros puestos.

Sin una buena gestión, la preocupación irá escalando posiciones en el ranking.

P.- Según Naciones Unidas, el sector industrial emplea cerca del 20% del agua extraída a nivel mundial y llegará a consumir 1.170 km3 en el 2025. ¿Es posible reducir esta cifra?

R.- La cada vez más denotada escasez del recurso hídrico está obligando al sector industrial a invertir en sus procesos operativos, en tratamientos y regeneración del agua residual, en tecnologías de bajo consumo hídrico y energético y en sistemas de gestión del agua. No sé si en el 2025 podremos reducir esta cifra, pero debemos intentarlo; contamos con el conocimiento, las tecnologías y los medios para hacerlo, y tenemos la obligación de lograr una mejora continuada en este ámbito.

Es fundamental planificar y gestionar el recurso inteligente y diseñar herramientas para lograrlo.

Aqualogy lleva ya trabajando en ello varios años, diseñando e implementando sistemas de detección y reparación de fugas, planes de garantía de suministro, planes de contingencias de agua, sistemas de telemetría, software de control de consumos, procesos de vertido cero, etc.

Actualmente estamos diseñando e implementando herramientas de gestión ambiental que permitan orientar los procesos industriales hacia la reducción de consumos de agua, como el uso de indicadores del desempeño, la ISO 14001, los dispositivos ahorradores, la regeneración del agua y el uso de fuentes alternas.

Desde el 2011 las empresas han invertido más de 84.000 millones de dólares en todo el mundo para obtener, gestionar, conservar y ahorrar el recurso hídrico, según los datos de Global Water Intelligence.

P.- Seguramente el mayor reto del uso del agua en la industria sea su calidad. ¿Hay tecnología disponible para afrontar su tratamiento?

Aqualogy ha desarrollado una cartera de soluciones para dar respuesta a las medidas sostenibles que demanda el sector minero

R.- El principal objetivo del sector industrial y sus usuarios es asegurarse el recurso hídrico en cantidad, calidad y pureza para mantener su actividad. La tecnología actualmente demandada debe demostrar que es viable en cuanto a costes, robusta y fácil de operar.

Actualmente hay disponibles en el mercado tecnologías capaces de potabilizar el agua residual, es decir, la tecnología para garantizar la calidad del agua industrial demandada existe. Ahora bien, algunas de estas tecnologías llevan más de 50 años aplicándose y han evolucionado relativamente poco, y las empresas tecnológicas y de innovación debemos asumir el compromiso de hacerlas evolucionar y crear procesos más eficientes desde el punto de vista medioambiental y económico. Aqualogy está trabajando y avanzando continuamente en ello, desde el conocimiento y la innovación, diseñando procesos más eficientes y menos costosos. Son ejemplos de ello la descontaminación de acuíferos mediante sistemas de electroquímica y las limpiezas de pozos mediante CO2, que nos permiten mejorar la calidad y asegurar la cantidad de agua de la fuente de suministro.

P.- Pasemos a sectores industriales concretos. Comencemos por la industria química: ¿es el sector con mayor consumo de agua?

R.- No considero que sea el sector industrial con un mayor consumo o extracción de agua. Según el último informe de la GWI con datos del 2012, sectores como las refinerías (27,8 km3), la minería (alrededor de 24,6 km3) o la pulpa y el papel (22,8 km3) presentan consumos muy superiores.

A pesar de no ser el mayor consumista, este sector ha realizado en los últimos años un gran esfuerzo para optimizar los consumos. En España, entre 1999 y 2010 se ha reducido el consumo un 47% (según el Informe de Indicadores Responsible Care 2010), y se ha pasado de 6,4 m3 de agua por tonelada producida a 3,4 m3.

La industria química está mostrando un interés creciente por la optimización de la gestión del agua, ya sea como herramienta de ahorro de costes, como mejora medioambiental (sistema de gestión ambiental, imagen de empresa, etc.) o como medio de disminuir la dependencia del suministrador local, ya que en las zonas de escasez hídrica se percibe un riesgo de desabastecimiento que puede afectar a la producción.

La actualidad del sector está influenciada por las nuevas directivas, normativas y reglamentaciones ambientales.

P.- La industria minera es noticia debido a su gran consumo e impacto en el agua. Se le está demandando un comportamiento más sostenible. ¿Qué medidas se están tomando?

R.- Según fuentes de la GWI en el 2012, la minería extrajo 30,7 km3 de agua, de los cuales consumió 24,6 km3.

La minería moderna necesita una relación sostenible con su entorno, asegurar la eficiencia en el uso de los recursos naturales y minimizar su impacto en el medio. El agua, como recurso natural, es de los primeros retos que afronta un proyecto minero, dado que tanto su escasez como su exceso conllevan inversiones importantes en captación, conducción, almacenamiento, tratamiento, distribución y evacuación o reutilización de aguas.

Aqualogy ha desarrollado una cartera de soluciones que intenta dar respuesta a las medidas sostenibles que demanda este sector:

  • Técnicas de hidrogeología para localizar, explotar y proteger las masas de agua cercanas a la mina, la construcción y el mantenimiento de pozos y obras hidráulicas, e  instalaciones de desalación de agua de mar o salobre.
  • Técnicas de reutilización del agua de transporte del mineral y de gestión de las balsas de cola.
  • Suministro de instalaciones de tratamiento de agua para el agua de consumo humano y para la evacuación y el tratamiento de aguas fecales y residuales.
  • Técnicas de control y abatimiento de polvo que permitan minimizar el uso del agua y asegurar un ambiente de trabajo limpio y seguro.
  • Tecnología EQTECH basada en la electrocoagulación que busca recuperar metales en aguas de corta que puedan tener un alto contenido en metales.

P.- La industria alimentaria se caracteriza por su exigente nivel de calidad, ya que incorpora el agua en su producto. ¿Cuál es la experiencia de Aqualogy en este sentido?

Aqualogy  cuenta con referencias en el tratamiento de las aguas de proceso y residuales en el sector alimentario

R.- Aqualogy tiene una amplia experiencia en el tratamiento de aguas en este sector. Contamos con referencias en el tratamiento de las aguas de proceso y residuales, en el sector cervecero, cárnico, lácteo, conservero, de bodegas, de refrescos y de zumos.

Los sectores en los que más suele utilizarse el agua como materia prima incorporada en el producto final son los relacionados con las bebidas. Los tratamientos aplicados varían notablemente según las características del agua que se debe tratar, que están determinadas fundamentalmente por su procedencia (pozo, red, captaciones superficiales...), y según las características que debe cumplir el agua tras el tratamiento, que dependen del uso que se le vaya a dar (incorporación al producto final, refrigeración, generación de calor, limpieza...).

Aqualogy ha diseñado todo tipo de instalaciones, como sistemas de filtración de arena, ultrafiltración y microfiltración, plantas de nanofiltración y osmosis inversas. Todas ellas completadas con sistemas de desinfección por ultravioleta, ozono, peróxido, hipoclorito, etc.

P.- Para concluir, ¿a qué retos se enfrenta el sector industrial en los próximos años?

R.- Las expectativas de crecimiento poblacional indican que para el 2030 la demanda de alimentos se incrementará un 50%, y la de energía y agua un 40%. Por otra parte, los actuales recursos hídricos ya son escasos y en algunas áreas del planeta se observa cierto deterioro en ellos. Teniendo en cuenta esto y que muchos de los procesos que se llevan a cabo dentro del sector industrial están afectados en mayor o menor medida por el uso del agua, cada vez tendrán más relevancia los sistemas orientados a asegurar el recurso hídrico en sus fuentes y a conseguir la eficiencia energética e hídrica en toda la cadena de suministro.

Por todo ello se prevén inversiones por parte del sector que permitan mejorar la calidad de las fuentes de suministro y los vertidos. Inversiones en zonas afectadas para su restauración y recuperación, en procesos y tecnologías limpios y con bajos consumos, orientadas a lograr procesos de vertido cero en las actividades que lo permitan.

La reutilización del agua cobra cada vez más importancia, así como la revalorización de residuos, y Aqualogy está en este proyecto.

Comentarios