Se liberan 802 metros del Camino de Sirga al relocalizar a 73 familias argentinas por riesgo ambiental

0
28

Sobre la Entidad

La Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo es un organismo público que se desempeña como la máxima autoridad en materia ambiental en la región. 
28
  • Integrante de una de las familias que se mudó.

Las familias que vivían en el barrio San Francisco Solis, en Lanús, continúan mudándose al barrio Néstor Kirchner, un nuevo complejo de viviendas ubicado en Carlos Pellegrini y Millán.

ACUMAR realiza las relocalizaciones de 73 familias que vivían en riesgo ambiental sobre el Camino de Sirga en casas precarias. “Estoy muy contenta, no veía la hora de venir a la casa nueva. Estoy muy agradecida por que ahora vamos a tener un techo propio y mi hijo más lugar para jugar, es otro aire. Somos todos conocidos, están los mismos vecinos que antes”, contó Mariana Umbilles, integrante de una de las familias que se mudó y dejó su casa de la vera del Riachuelo, donde alquilaba y tenía problemas de humedad.

Sebastián Rodríguez trabaja como mecánico y hace 12 años que vive en el barrio San Francisco Solis, donde las familias se están yendo a un lugar mejor. Él se queda, porque su casa no ocupa el Camino de Sirga. “Mis vecinos vivían en casas precarias y ahora se están mudando a casas mejores. Y acá también se nota el cambio, porque van a construir un camino en la Ribera. Nos beneficia laboralmente, antes teníamos un monte y ahora se abrió un camino y va a haber más seguridad y limpieza. Los vecinos que se fueron están contentos, ya no viven en la vera del riachuelo”, aseguró.

Con la relocalización de estas familias se liberarán 802 metros adicionales del Camino de Sirga, que serán recuperados y parquizados. La relocalización requirió una inversión de más de 93 millones de pesos (15,6 millones de dólares).

Otro de los localizados aseguró que llegó con su familia hace tres semanas: “Durante tres meses vinimos a ver la obra y al final nos mudamos sin ningún problema. Somos tres, mi mujer y mi nena de dos años. Tenemos casa con comedor y living amplio. Siento tranquilidad por tener espacio para mi familia, y porque ya no vamos a tener peligro de infecciones y hay más seguridad. La gente es amable, los vecinos son los mismos por suerte. No se puede pedir más”.

Comentarios