¿Podría la tecnología anticiparse a los desastres naturales?

0
154
  • ¿Podría tecnología anticiparse desastres naturales?
    Mapa de deformación de la superficie del volcán en la isla Fogo que estalló a finales de 2014 (ESA/CC)
  • Los impactos de los desastres naturales van en aumento, representando una amenaza cada vez mayor para las economías y las vidas de millones de personas en todo el mundo.
  • Las inversiones inteligentes en preparación y capacidad de adaptación pueden evitar que los riesgos naturales se conviertan en catástrofes para la humanidad, pero para ello se necesita una información precisa y confiable sobre los riesgos de desastres.
  • En el Foro sobre Comprensión de los Riesgos correspondiente a 2016, que se realizará en Venecia y que es organizado por el Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR), se intercambiarán las últimas innovaciones en el campo de la identificación de riesgos de desastres. Estas incluyen una herramienta en línea de código abierto llamada ThinkHazard! y un informe titulado “Making a Riskier Future”.

Sobre la Entidad

Banco Mundial
El Banco Mundial es uno de los organismos especializados de las Naciones Unidas, que se define como una fuente de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo.
154

En Ecuador, el mes pasado, un terremoto de magnitud 7,8 provocó más de 600 muertos y casi 30.000 heridos. Los daños económicos se estimaron en más de 3.000 millones de dólares. Desafortunadamente, eventos como estos se están volviendo muy comunes. Los impactos de los desastres naturales van en aumento, amenazando cada vez más las economías y las vidas de millones de personas en todo el mundo.

De hecho, las pérdidas mundiales debido a los desastres casi se han cuadruplicado en las últimas décadas, subiendo de un promedio de 50.000 millones de dólares al año en la década de 1980 a cerca de 200.000 millones anuales en el último decenio. Las personas pobres son las más afectadas por estas situaciones: en los últimos 20 años, en los países de ingreso bajo se produjeron un poco más de una cuarta parte de las inundaciones, pero en ellos se registró casi con el 90 % de las víctimas relacionadas con dichos eventos meteorológicos.

Los impactos de los desastres naturales van en aumento, provocando pérdidas de hasta 200.000 millones de dólares anuales en el último decenio y amenazando las vidas de millones de personas en todo el mundo

Tendencias como el crecimiento de la población y el aumento de la urbanización provocan pérdidas en las regiones vulnerables. Hasta 1,4 millones de personas se trasladan a las ciudades semanalmente y gran parte de este crecimiento —un 90 % hasta 2050— ocurrirá en África y Asia. Al mismo tiempo, el cambio climático amenaza con empujar a la pobreza a más de 100 millones de personas antes de fines de 2030. Ejemplos como estos ponen de manifiesto que el riesgo de desastres no es estático, sino que evoluciona de manera muy rápida.

Una mayor cantidad de Gobiernos, comunidades y organizaciones internacionales, están aprendiendo que las inversiones inteligentes en preparación y capacidad de adaptación pueden evitar que los peligros naturales se conviertan en catástrofes para la humanidad. Estas inversiones también pueden ofrecer otros beneficios, como estimular la creación de empleos y el crecimiento económico, aumentar las oportunidades educativas, mejorar la igualdad de género y la protección del medio ambiente, y además pueden ayudar a lograr las exigentes metas de desarrollo cuyo plazo vence en 2030.

La información precisa y confiable sobre los riesgos de desastres es el eje de inversiones eficaces. Según el Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR), una alianza de 34 países y nueve organizaciones internacionales administrada por el Banco Mundial, convencer a los Gobiernos de que inviertan antes de que se produzca un desastre requiere un proceso de identificación de riesgos rápido, riguroso y sistemático. A medida que la tecnología permite que la información sobre los riesgos de desastres sea más accesible que nunca, las personas y los Gobiernos de todo el mundo mejoran su capacidad de identificar los riesgos.

Foro sobre Comprensión de los Riesgos, un debate internacional sobre la identificación de los riesgos

En el Foro sobre Comprensión de los Riesgos de 2016, se intercambiarán las últimas innovaciones en el campo de la identificación de riesgos de desastres. Estas incluyen una herramienta en línea gratuita y de código abierto llamada ThinkHazard! y un informe titulado “Making a Riskier Future”

El GFDRR realizará esta semana el Foro sobre Comprensión de los Riesgos correspondiente a 2016 en Venecia con el fin de intercambiar las últimas innovaciones en el campo de la identificación de los riesgos de desastres. El foro ofrecerá a más de 700 delegados una plataforma para compartir las mejores prácticas, colaborar, y presentar tecnologías de avanzada e investigación de vanguardia en diferentes áreas de la gestión del riesgo de desastres.

Durante cinco días, esta conferencia bienal atraerá a un grupo único de empresas del sector privado como FM Global; instituciones académicas como la Universidad de Columbia; organizaciones sin fines de lucro como BBC Media Action; responsables de la formulación de políticas, y organizaciones comunitarias.

En el foro también se darán a conocer varios materiales emblemáticos del GFDRR en el campo de la identificación de los riesgos de desastres, entre ellos:

  • ThinkHazard!: un aspecto central de una gestión eficaz del riesgo de desastres es tener información confiable y comprensible. Think Hazard! es la primera herramienta en línea gratuita y de código abierto que permite a los usuarios entender cómo ocho diferentes tipos de peligros —terremotos, inundaciones, deslizamientos de tierra, vientos, mareas de tormenta, sequías, erupciones volcánicas y tsunamis— podrían afectar a un área geográfica específica en cada país del mundo. También pone de relieve cómo estos riesgos pueden evolucionar con el cambio climático. La comprensión del potencial de este tipo de eventos significará que podemos hacer que nuestras carreteras, hospitales, escuelas, tierras agrícolas, etc., tengan mayor capacidad de adaptación a los desastres naturales y el cambio climático. Por ejemplo, las personas rara vez piensan en la posibilidad que se produzcan terremotos en Uganda, pero ahora, todo aquel que construya escuelas en el país puede acceder rápidamente a la información para comprender la amenaza de diferentes riesgos naturales y garantizar que las escuelas y los estudiantes estén a salvo en caso de un desastre.
  • “Making a Riskier Future”: los responsables de tomar decisiones heredan los riesgos de desastres de sus predecesores (por ejemplo, todos los edificios en Katmandú, Nepal, no fueron diseñados para soportar terremotos). Es muy difícil y costoso para los responsables de formular políticas “deshacer” este riesgo heredado. Sin embargo, pueden cambiar lo que dejarán a sus hijos. Y a menudo estas decisiones no son costosas y tienen muchos otros beneficios en las ciudades que se urbanizan de manera muy rápida. Desafortunadamente, nuestra actual comprensión de los riesgos rara vez toma en cuenta los cambios del clima, el crecimiento demográfico y la rápida urbanización, factores que están remodelando de modo considerable los peligros que enfrentan muchos países. El informe emblemático publicado por el GFDRR en 2016 y que se titula  “Making a Riskier Future: How our Decisions Shape the Future of Disaster Risk” es consecuencia de la necesidad de cambiar el paradigma del pensamiento en esta materia. Esta publicación, mediante una serie de ejemplos claros de todo el mundo, busca transformar el debate mundial sobre los riesgos de desastres y orientar mejor a los responsables de tomar decisiones.

Alianzas humanitarias y de desarrollo en favor de la resiliencia

El enfoque del Foro de 2016 de conectar a las personas y los grupos de todo el espectro de la gestión del riesgo de desastres es un ejemplo del poder de las alianzas. La realización de este foro en Venecia, una ciudad que se esfuerza por anticiparse a los crecientes riesgos climáticos, brinda una oportunidad única al GFDRR de integrar los esfuerzos de la sociedad civil y los Gobiernos con los avances tecnológicos para resolver desafíos cruciales en los países en desarrollo.

El encuentro, que se lleva a cabo una semana antes de la Cumbre Humanitaria Mundial, tiene como objetivo estimular el diálogo entre organizaciones humanitarias mundiales, actores gubernamentales, investigadores y responsables de tomar decisiones, tanto durante el foro como en la conferencia que se realizará posteriormente. Frente a los desastres, los conflictos y otras crisis que afectan a millones de personas, un sistema de asistencia humanitaria bajo presión necesita soluciones sostenibles que puedan mitigar el desplazamiento de las personas y crear comunidades con mayor resiliencia.

Para obtener más información sobre sesiones específicas del foro haga clic aquí.

Comentarios