El BID dona 20 millones de dólares a Haití para la rehabilitación de una central hidroeléctrica

0
25
25

(IADB) El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy la aprobación de una donación de US$20 millones para completar el financiamiento necesario para rehabilitar la central hidroeléctrica de Peligre, la principal usina de energía renovable de Haití.

El proyecto permitirá a Haití recuperar y conservar la capacidad de generación instalada original de la central, de 54 megavatios, además de preservar las funciones de la represa de controlar inundaciones y proveer agua para riego en el valle del Artibonite, la principal región agrícola del país.

En la actualidad la usina sólo opera a menos de la mitad de su potencial, forzando al país a depender en mayor medida de la generación termoeléctrica, que consume hidrocarburos caros e importados.

La nueva donación complementará otros financiamientos ya comprometidos para el proyecto, incluyendo una donación por US$12,5 millones del BID, otra donación por valor de US$13,7 millones de la agencia de desarrollo alemana KfW y un financiamiento concesional por US$15 millones de OFID, el fondo para el desarrollo internacional de la OPEP.

Estos recursos cubrirán los costos de rehabilitar las tres turbinas de Peligre, sus desgastados equipos electromecánicos, sus sistemas de comunicación y control, el material aislante de sus alternadores, una subestación externa y sistemas de alarma. Los trabajos de rehabilitación comenzarían en el 2012.

En coordinación con otros donantes como USAID y el Banco Mundial, el BID está ayudando a Haití a reformar su sector energético. Este esfuerzo incluye la recuperación, expansión y modernización de la infraestructura de generación, transmisión y distribución, así como el fortalecimiento de la gestión técnica, financiera y administrativa de la empresa estatal Électricité d’Haïti.

El BID es el mayor donante multilateral de Haití. En los últimos dos años ha aprobado US$442 millones en donaciones y desembolsado más de US$330 millones para apoyar la recuperación de Haití y sus inversiones para el desarrollo a largo plazo en sectores como educación, agua y saneamiento, agricultura, transporte, energía y desarrollo del sector privado.

Comentarios