"El objetivo del BID para 2015 es alcanzar los 1.000 millones de dólares en nuevas operaciones"

0
231
  • Jorge Ducci, especialista de referencia en la materia del Banco Interamericano de Desarrollo.
    Jorge Ducci, especialista de referencia en la materia del Banco Interamericano de Desarrollo.
  • Las entidades multilaterales son un importante agente en el desarrollo de proyectos que contribuyen a la mejora de la cobertura de agua potable y saneamiento de América Latina y Caribe. 
  • Entrevistamos a Jorge Ducci, especialista de referencia en la materia del Banco Interamericano de Desarrollo.

Una entrevista de:

Sobre la Entidad

BID
BID
Organización financiera internacional con el propósito de financiar proyectos viables de desarrollo económico, social e institucional y promover la integración comercial regional en el área de América Latina y el Caribe.

Publicado en:

iAgua Magazine Nº 6
231

Agua y desarrollo sostenible es el leitmotiv del Día Mundial del Agua que se celebra el 22 de marzo del presente año. El agua es pilar fundamental del desarrollo de los pueblos y la mejora de la cobertura de abastecimiento y saneamiento una de las primeras acciones a acometer en este sentido. El Banco Interamericano de Desarrollo es una entidad multilateral fundada hace cincuenta años y con el principal objetivo de promover el desarrollo de Latinoamérica y Caribe. 

Entrevistamos a Jorge Ducci, especialista de la división que se encarga de la definición, desarrollo, implementación y evaluación de los proyectos de abastecimiento y saneamiento en la entidad.

Pregunta.- Es usted economista por la Universidad Católica de Chile y Cornell University ¿cómo acaba trabajando en el mundo del agua?

Respuesta.- Cómo la mayoría de las cosas en la vida por azar. Estaba en 1982 trabajando en mi tesis doctoral, cuando recibí una llamada del BID pidiendo apoyo como consultor en la evaluación económica de un programa de acueductos rurales en Perú. Si bien nunca había trabajado en el tema, sabia de evaluación de proyectos y no fue difícil el trabajo. En todo caso lo más fundamental de ese trabajo, para mí, fue la oportunidad de visitar algunas comunidades de la sierra de Perú, y “descubrir” el gran valor que tenía la disponibilidad de agua para esta población. Participé en una memorable inauguración de un proyecto que me demostró, con gran satisfacción personal, el impacto que tenía hacer obras de este tipo.

El BID es una institución multilateral, es decir, en la cual los socios son los gobiernos de numerosos países de la región y de fuera de la región

A los pocos meses de terminado el trabajo, entré al BID como Young Profesional, al área de infraestructura, en la cual me interioricé en mucho mayor medida de todo tipo de proyectos de este sector, y tuve la oportunidad de visitar la mayoría de los países de América Latina.

Con el correr de los años, seguí involucrado en el sector, principalmente en la implementación de la reforma de los años noventa en Chile, en las privatizaciones que le siguieron, y posteriormente haciendo consultoría fuera de Chile en temas relacionados con las reformas: marcos regulatorios; diseño de esquemas de tarifas; normativas del sector; creación de empresas de agua y saneamiento, entre otros.

P.- Ha ejercido de director nacional del ministerio de obras Públicas de Chile ¿qué retos enfrentó y con qué resultados?

R.- Volviendo a Chile en 1990 como Director Nacional de Planeamiento del Ministerio de Obras Públicas tuve a mi cargo la Unidad que gestionaba el Agua Potable Rural en Chile, avanzando en la ejecución y finalización de la IV etapa del Programa financiado por el BID en esa época. A la vez que me tocó participar en el proceso de implementación de las reformas del sector. Ello involucró, entre otros aspectos, haber sido parte del Comité Interministerial que tuvo a su cargo la puesta en marcha de la reforma, y haber sido miembro del Directorio y Presidente de dos empresas sanitarias estatales de reciente formación. Un gran logro de esa administración fue la de poner en marcha exitosamente las reformas institucionales, principalmente el funcionamiento de un ente regulador, y la creación de empresas sanitarias formadas como sociedades anónimas del Estado, de tarifas, subsidios, y otras que permitieron a la larga que Chile alcanzara prácticamente el 100% de cobertura de los servicios urbanos de agua y saneamiento urbanos; y más recientemente el 100% de cobertura de tratamiento de las aguas residuales urbanas. Todo esto ordenadamente en un marco de gran eficiencia y equidad en los servicios.

P.- Tras varios años en trabajando en consultoría retorna al BID ¿Cuál fue su motivación?

R.- Nuevamente el azar de la vida intervino. Un amigo del BID me llamó para consultarme si conocía a alguien que pudiera recomendar para una posición que se había creado en la nueva División de Agua y Saneamiento, después de la reorganización del BID en el 2007. Después de leer el aviso, le propuse que yo mismo podría postular al cargo, y eventualmente pasé las entrevistas y el proceso de selección.

La posición ofrecida, y que aun ejerzo, está relacionada fundamentalmente con la producción y diseminación de conocimiento en el área de prestación de servicios de agua y saneamiento, y de recursos hídricos. La motivación fue el desafío de dejar de ser consultor, para pasar a pensar más metódicamente en los problemas del sector, en un entorno de grandes profesionales que conforman el equipo interdisciplinario del BID. Es así cómo hemos venido trabajando con los colegas en distintos temas de interés común incluyendo aspectos como: herramientas para la mejora de los servicios de agua y saneamiento (en gobierno corporativo, gestión comercial, reducción de agua no contabilizada y otros); estudios específicos para atender la problemática del sector rural, en particular el saneamiento; avanzar en el análisis de los factores de economía política que influyen enormemente en las decisiones que se toman. También se han abierto nuevas áreas de trabajo incluyendo el tema de recolectores informales de residuos sólidos, los temas relacionados con el cambio climático, y evaluaciones de impacto de nuestros proyectos Esta actividad me ha permitido también apoyar en la transferencia de conocimiento sobre metodologías de evaluación de proyectos del sector a los colegas más
nuevos del Banco, y de alguna manera mantener cierta memoria institucional, respecto de cómo se hacían las cosas en los años ochenta y noventa, para no repetir los errores y ampliar los casos exitosos. 

P.- ¿Qué lleva a un banco a interesarse por el abastecimiento y el saneamiento del agua?

R.- El Banco es una institución multilateral, es decir, en la cual los socios son los gobiernos de numerosos países de la región y de fuera de la región, que fue creada a fines de los años cincuenta para atender una der las principales limitantes al desarrollo económico de la época, que era la falta de acceso de los países de la región a divisas, necesarias para importar bienes de consumo y de capital. Simplemente no existían en la época mercados de capitales desarrollados, en los cuales nuestros países pudieran tomar deuda en condiciones favorables de largo plazo.

El Banco siempre ha considerado misión fundamental el aportar conocimiento para el desarrollo de planes, programas y proyectos

El concepto del Banco es justamente ser la fuente de captación de recursos en los países desarrollados y transferirlos a nuestros países, por medio del financiamiento de inversiones con un perfil acorde con las necesidades. Por ello, los temas de infraestructura, en general, y de agua y saneamiento en particular, siempre han tenido gran prioridad, porque justamente su perfil calza exactamente con el perfil financiero del Banco, que puede aportar recursos con cuatro años de gracia, y devolución a plazos largos de 30 o 40 años, a tasas de mercado convenientes para los países.

Pero más allá de los aspectos financieros, el Banco siempre ha considerado como una misión fundamental el aportar conocimiento de los profesionales de la región para el desarrollo de planes, programas y proyectos, que tomando las mejores experiencias internacionales puedan ser implementadas eficientemente en la región. El apoyo en temas institucionales, de capacitación, en reformas complejas políticamente, y el apoyar a los gobiernos a pensar en el largo plazo es un elemento central de la actividad del Banco. Y esta es una necesidad muy sentida en el sector de agua y saneamiento, donde las carencias han sido históricamente elevadas, y no siempre se le ha dado la prioridad necesaria. 

La identificación y apoyo de propuestas de reformas sectoriales, como de la incorporación del sector privado, han permitido avanzar enormemente en la calidad de los servicios en la región. 

P.- ¿Cuáles son las principales líneas de trabajo que desarrollan?

Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia y Panamá concentran los proyectos más importantes en elaboración

R.- La División acaba de formular su marco sectorial de actuación para los próximos 3 años (2016 – 2019), donde se priorizan las siguientes áreas de actuación, bajo el contexto de los préstamos, y cooperaciones técnicas, que regularmente se otorgan al sector: promover la expansión universal de la cobertura y calidad de los servicios incorporando plena y explícitamente los conceptos de Naciones Unidas que declararon el agua y el saneamiento como Derechos Humanos; mejorar la gobernanza sectorial en todas sus dimensiones, fortaleciendo entes a cargo del sector, reguladores, gobiernos subnacionales y locales, y comunidades rurales que en la gran mayoría de los países gestionan los sistemas rurales; promover una mejor gestión de los servicios, incorporando herramientas y asesoría para resolver innumerables problemas que enfrentan las empresas; se considera aquí también el fortalecer la incorporación del sector privado bajo nuevas modalidades en el apoyo a la gestión de las empresas estatales; promover la sostenibilidad financiera de las empresas, vía estudios y ajustes tarifarios, y acceso directo a los mercados de capitales locales, complementados con adecuados programas de subsidios focalizados y eficientes para atender a las poblaciones de menores ingresos; promover el fortalecimientos de las organizaciones comunitarias a cargo de los servicios rurales, incorporando efectivamente a las mujeres en un rol más activo en la gestión de los comités de agua, y desarrollando proyecto con pertinencia cultural en comunidades indígenas; y desarrollar herramientas de análisis y de apoyo para la mitigación de las consecuencias del cambio climático en la región.

P.- ¿Qué retos afronta la entidad en este 2015?

R.- Los temas prioritarios en el 2015 consideran el alcanzar una meta de mil millones de dólares en nuevas operaciones en el sector de agua y saneamiento en la región, junto con un sostenido incremento de los desembolsos de los proyectos ya aprobados, en un contexto de ajuste fiscal en varios países. Importantes proyectos se encuentran en preparación en Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia y Panamá. El plan de trabajo considera también desarrollar un plan de conocimiento trianual que establezca prioridades y financiamiento de mediano plazo para las actividades de investigación aplicadas.

En adición, el BID es coordinador de la organización del Latin American Day, a celebrarse en Estocolmo, en conjunto con ella Semana Mundial del Agua de SIWI.

Comentarios