Investigadores de la UMU resaltan el elevado interés ecológico de los Ríos Salinos Mediterráneos

0
161
161

(PRINUM) Un estudio realizado por el Grupo de Investigación de Ecología Acuática de la Universidad de Murcia señala la necesidad de atención y conservación de ecosistemas de alto valor amenazados, y propone medidas y líneas de investigación que ayuden a su conservación.

En el trabajo encabezado por Andrés Millán, investigador de la Facultad de Biología, se recopila gran cantidad de resultados obtenidos durante dos décadas de estudiosobre los ríos salinos del Mediterráneo occidental y, en particular, los de la Región de Murcia.

Los datos que presenta este estudio cubren aspectos tan variados como las características físicas y químicas, la tipología, la biodiversidad que albergan, el funcionamiento o la estructura de sus comunidades. Además, recoge las relaciones entre diferentes aspectos ecológicos y evolutivos de su biota (el conjunto de organismos que ocupan un área) y, específicamente, las de los insectos acuáticos. Entre los trabajos recopilados destacan los estudios sobre las respuestas ecofisiológicas de las especies que viven en los ríos salinos frente al estrés ambiental, sus ciclos de vida, la diversidad y estructura genética de sus poblaciones y su grado de aislamiento.

El artículo, publicado en la revista Journal of Arid Enviroments, recoge además información sobre el estado de conservación de sus hábitats y describe los principales usos humanos, impactos y amenazas, junto a la gestión que se viene realizando de los mismos, incluyendo deficiencias y problemas asociados. Por último, presenta algunas propuestas de futuras líneas de investigación, en particular aquellas relacionadas con los mecanismos que permitieron a las especies que viven en estos medios, colonizarlos y establecerse en ellos.

Los Arroyos Salinos son ecosistemas naturales muy antiguos, la mayoría de los cuales se encuentran en las zonas de mayor aridez de la cuenca mediterránea con elevada tasa de mineralización. A pesar de que estos ecosistemas acuáticos son muy raros en Europa, en el sureste de la Península Ibérica y norte de África son bastante comunes asociados a un elevado estrés ambiental, impuesto por las condiciones que les confieren unas características bióticas y de funcionamiento muy singulares.

En palabras del Investigador Andrés Millan: "El conocimiento del que disponemos hasta el momento sobre los ríos salinos mediterráneos nos permite destacar su singularidad física y ecológica, así como el elevado interés de conservación de unos ecosistemas cada vez más fragmentados y amenazados por los cambios de uso de suelo, pero que todavía mantienen una elevada presencia de especies endémicas y raras, sólo presentes en estos medios tan singulares y de indudable interés científico."

Comentarios