La Consellería de Infraestructuras y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana libera 500 ejemplares de cangrejo autóctono en el río Vallanca

0
68
68

(GVA) El director general de Medio Natural, Alfredo González, ha participado hoy en la suelta de 500 ejemplares de cangrejo de río autóctonos en el río Vallanca, dentro del programa para la recuperación de esta especie que desarrolla la Conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente y que son producidos en cautividad en las balsas del Vivero Forestal de El Hontanar, dependiente de la Conselleria.

Según ha explicado González, "las sueltas se están llevando a cabo durante los meses de octubre y noviembre en distintos enclaves de las cabeceras de nuestros ríos con el objetivo de establecer nuevas poblaciones de la especie en zonas en las que habitaba originariamente y de las que desapareció, así como para reforzar poblaciones que cuentan con pocos efectivos".

"Gracias a estas actuaciones, la Comunitat Valenciana ha pasado de tener 11 poblaciones de cangrejo río autóctono (Austropotamobius pallipes) en 2006 a 43 poblaciones estables en 2012", ha añadido el director general, quien ha añadido que estos datos "confirman la recuperación de esta especie amenazada de extinción en nuestro territorio que, hace apenas cinco años, se encontraba en situación de alarmante regresión en los ríos de la Comunitat Valenciana".

La principal amenaza que llevó al cangrejo de río al borde de la extinción es la peste del cangrejo o afanomicosis, una patología provocada por el hongo Aphanomyces astaci, a consecuencia de la introducción de cangrejos exóticos, que transmiten la enfermedad mortal y hace desaparecer al cangrejo local en apenas unos pocos días tras el contagio.

"De ahí el esfuerzo que de la Conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente ha llevado a cabo para recuperar la especie gracias a un mayor esfuerzo en las labores de vigilancia, refuerzo y reintroducción en lugares en los que se ha extinguido", ha añadido el director general.

Las poblaciones están situadas fundamentalmente en las cabeceras de los ríos del interior de la provincia de Castellón y Valencia y, en estos momentos, la Conselleria está trabajando en la recuperación de, al menos, otras 10 poblaciones con el fin de recuperar el área de distribución inicial de la especie antes de la aparición de la temible enfermedad, algo que prácticamente ya se ha conseguido.

"El proyecto de recuperación está siendo un éxito y ha alcanzado el objetivo inicial de establecer entre 40 y 50 poblaciones de este crustáceo para garantizar así que la especie no desaparezca de la Comunitat Valenciana, si bien la amenaza sigue estando ahí, por lo que debemos hacer especial hincapié en la problemática que generan las sueltas indiscriminadas de cangrejos foráneos, actos furtivos penados por la ley", ha señalado González.

En los próximos años, la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente seguirá realizando las labores de seguimiento y reforzamiento para asegurar la supervivencia de las poblaciones naturales y revertir su situación de especie amenazada, completando su área de distribución original.

El cangrejo de río autóctono es un invertebrado gravemente amenazado que ha sufrido en las últimas décadas una, donde antes se distribuía ampliamente, por lo que fue declarado en 2004 en peligro de extinción dentro del Catálogo Valenciano de Fauna Amenazada.

Comentarios