La restauración de una acequia en Vega de Tubos favorecerá la conservación de invertebrados amenazados

0
27

Sobre la Entidad

La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
  • Acequia restaurada.
  • Esta iniciativa ha contado con colaboración de la comunidad de regantes y del Ayuntamiento de Castril.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha restaurado 300 metros de una acequia de la Vega de Tubos, en el término municipal de Castril (Granada), para favorecer la conservación de invertebrados amenazados. Esta iniciativa, que se desarrolla en el marco del Programa de Actuaciones para la Conservación de los Invertebrados Amenazados de Andalucía, ha contado con la colaboración de la comunidad de regantes y del Ayuntamiento de Castril.

Asimismo, los trabajos de adecuación de esta acequia han consistido en el levantamiento de muros de mampostería y en la estabilización de pequeños taludes colindantes con los bancales cultivados.

La Vega de Tubos, constituida por un conjunto de fértiles huertas situadas a la entrada del parque natural Sierra de Castril, se encuentra irrigada por antiguas acequias en donde se han detectado recientemente poblaciones de caballito del diablo (Coenagrion merculiale) y del diminuto molusco Pseudamnicola Falkneri, especies consideradas Vulnerables en el Libro Rojo de los Invertebrados Amenazados de Andalucía e incluidas en el Listado de Especie Silvestres en Régimen de Protección Especial. Junto a ellos habita también en este enclave una nutrida comunidad de escarabajos, mariposas, polillas, libélulas, caracoles, así como vertebrados asociados a ambientes agrícolas.

Las acequias tradicionales de riego por careo, de viejos diques, de molinos e incluso de albercas y balsas asociadas a la agricultura tradicional, han sido ocupadas tradicionalmente por especies de insectos, moluscos y otros invertebrados dulceacuícolas que aprovechan estas estructuras construidas por el hombre.

En la actualidad, los cambios generados por la agricultura contemporánea han redundado en la desaparición de muchas estructuras y, en consecuencia, han perjudicado a la fauna y la flora que se asentaban sobre estas instalaciones. Un caso especialmente representativo es el de la Vega de Tubos, constituida por un conjunto de fértiles huertas situadas a la entrada del parque natural Sierra de Castril.

Comentarios