Así afecta el cambio climático a la economía de Bolivia

0
236

Sobre la Entidad

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) fue establecida por la resolución 106 (VI) del Consejo Económico y Social, del 25 de febrero de 1948, y comenzó a funcionar ese mismo año.
  • El sector más afectado en forma directa sería el agropecuario.

El Estudio sobre la economía del cambio climático en Bolivia, presentado el lunes 4 agosto en La Paz, estima por primera vez los costos de este fenómeno a partir de análisis biofísicos y económicos sobre las relaciones entre el clima y los sectores productivos. El documento fue coordinado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con aportes de los ministerios de Ambiente y Agua, Economía y Finanzas Públicas, Planificación del Desarrollo y Relaciones Exteriores de Bolivia.

En promedio se espera que durante el resto del siglo XXI las pérdidas totales ocasionadas por el cambio climático en Bolivia -medidas como porcentaje anual del producto interno bruto (PIB)- estén en un rango de 2,87 % a 4,75 % para el escenario A2 (que contempla una población creciente y un desarrollo económico regionalizado) y de 1,32 % a 2,18 % para el B2 (que representa un menor crecimiento poblacional y un desarrollo económico moderado).

De los sectores analizados, el más afectado en forma directa sería el agropecuario

En la publicación se examinan algunos de los sectores donde se esperan impactos significativos entre 2000 y 2100. Las estimaciones están basadas en cálculos a nivel municipal, lo que permite tomar en cuenta la gran heterogeneidad existente en Bolivia.

De los sectores analizados, el más afectado en forma directa sería el agropecuario, en particular la agricultura industrial, que experimentaría pérdidas promedio de entre 11 % y 17 % del PIB sectorial. La agricultura tradicional, en tanto, tendría un costo anual de entre 6 % y 14 % del PIB sectorial. En cuanto a los impactos indirectos, sobresale la industria manufacturera, que tendría pérdidas de entre 7 % y 3 % del PIB sectorial.

En el informe se recomienda tomar los resultados como una herramienta para concentrar la atención en algunos sectores que presentan problemas urgentes, entre ellos, los sistemas de agua potable y para riego, el ordenamiento territorial y el manejo de la migración interna, y la contaminación hídrica.

En el lanzamiento del estudio en La Paz participaron Roberto Salvatierra, Viceministro de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos, Gestión y Desarrollo Forestal del Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia, Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL, y Javier Game, encargado del BID en Bolivia.

Los representantes refrendaron el compromiso que tanto el Gobierno Nacional del Estado Plurinacional de Bolivia como el BID y la CEPAL tienen respecto del tema, y se comprometieron a seguir desarrollando el conocimiento necesario para que todos los actores puedan tomar decisiones informadas y contribuir a la prevención del cambio climático y a la reducción de las consecuencias adversas sobre la población.

La presentación la realizó Lykke Andersen, Directora del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (INESAD) y coordinadora general del documento, que se enmarca en el Estudio Regional de la Economía del Cambio Climático (ERECC) en América Latina y el Caribe, implementado por la CEPAL con el apoyo de la cooperación británica.

Comentarios

La redacción recomienda