Bolivia sufre la peor sequía de los últimos 25 años

0
137
  • Bolivia sufre peor sequía últimos 25 años
137

Una sequía de gran intensidad está azotando desde finales del mes de agosto a Bolivia, y ya ha afectado a ocho de los nueve departamentos del país, entre los que destaca Santa Cruz, el principal productor de grano, caña de azúcar, carne de vaca y pollo.

Las precipitaciones que se esperaban en el país todavía no han llegado y mientras tanto, miles de agricultores ven como sus tierras casi no dan fruto. Según los informes oficiales, el país se enfrenta a la sequía más dura que ha vivido en los últimos 25 años.

El fenómeno de El Niño, que se manifiesta como cíclico, ha sido en esta ocasión uno de los más fuertes desde el que se produjera en los años 90, afectando en mayor medida a la región latinoamericana y más concretamente, al altiplano boliviano-peruano.

la sequía afecta a alrededor de 290.000 hectáreas agrícolas y 360.000 cabezas de ganado, en un total de 8 de los 9 departamentos del país

Según datos oficiales del Viceministerio de Defensa Social, recogidos por la edición en español de CCN, se estima que la sequía afecta a alrededor de 290.000 hectáreas agrícolas y 360.000 cabezas de ganado, en un total de 8 de los 9 departamentos del país.

Con el fin de solventar esta situación, el Gobierno ha emitido 12 decretos para fortalecer el aparato productivo del país y frenar las consecuencias de la sequía, entre ellos, la permisión de la importación del grano de maíz, ya que el país es ahora deficitario de este producto.

"Tenemos una oferta de maíz para el mercado interno de 850.000 toneladas pero nosotros consumimos en el mercado 1 millón de toneladas, por eso decía que en el maíz sí tenemos problemas", ha señalado el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico.

Además, también se ha procedido a la reprogramación de la deuda de los productores agrícolas con los bancos y a la concesión de una indemnización a los pequeños productores, a través del instituto nacional del seguro agrario (INSA).

En total, se habrían destinado cerca de 3 millones y medio de dólares para cubrir las pérdidas de unas 25.000 hectáreas de pequeños productores, pero no incluyen a los productores del oriente del país.

Comentarios