La costa Este de Brasil teme la llegada de la avalancha de barro por el cauce del río Doce

0
75
  • costa Este Brasil teme llegada avalancha barro cauce río Doce
  • Se espera que el alud llegue al litoral de Espírito Santo el fin de semana
75

El gigantesco alud de barro que está recorriendo el cauce del río Doce tras la rotura de unas presas en Mariana (Minas Gerais) está avanzando hacia la costa y se prevé que a lo largo del fin de semana desemboque en el mar, lo que ya está provocando la inquietud en los vecinos de la zona.

Según el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) el cúmulo de lodo llegará al océano posiblemente este mismo viernes, y ya ha alertado de las consecuencias que esto puede tener para el ecosistema costero, con la desaparición de las zonas de reproducción de las aves y tortugas marinas y de los propios peces de la franja costera.

La presidenta del Ibama, Marilene Ramos, ha asegurado que los técnicos se están "preparando para lo peor", porque se teme un grave impacto en la ictiofauna e incluso en arrecifes de coral muy alejados de la costa, como los del archipiélago de Abrolhos, frente a la costa de Bahía.

Algunos vecinos se están coordinando para retirar peces del río y llevarlos a lagos cercanos para mantenerlos a salvo de la ola de barro

De momento la amenaza se cierne principalmente sobre el estuario del río Doce, por lo que voluntarios del Proyecto Tamar, muy conocido en Brasil por su protección a las tortugas, han empezado a retirar huevos de estos animales de las playas para salvar lo máximo de fauna posible.

Riesgo para animales marinos

Los expertos también alertan de que la llegada del barro afectará en menor medida a animales marinos de mayor porte, como las rayas, atunes e incluso ballenas jorobadas, que tienen aquí una de sus rutas de migración predilectas.

El ambiente en las localidades costeras es tenso y los habitantes de Regência, por ejemplo, una diminuta aldea cercana a Linhares, protagonizaron este miércoles la primera manifestación en 70 años de historia que tiene el pueblo, según recoge el diario 'O Globo'.

En la marcha, formada por vecinos y surfistas que frecuentan la zona, se podían leer carteles pidiendo responsabilidades a las empresas propietarias de las minas que provocaron el desastre, Vale y BHP y expresando su preocupación el futuro de un pueblo que vive de la pesca y el turismo.

Algunos vecinos se están coordinando para retirar peces del río y llevarlos a lagos cercanos para mantenerlos a salvo de la ola de barro, mientras que otros, temerosos de que se corte el suministro de agua en cualquier momento están empezando a realizar obras en sus casas para construir pozos ilegales.

En Colatina ya no hay agua

Pero antes de llegar el mar el río de barro va dejando graves efectos a su paso; el último en la localidad de Colatina, donde viven 96.000 personas que desde la madrugada de este miércoles ya no disponen de agua corriente en sus casas.

El Ayuntamiento suspendió el suministro poco antes de que llegara el barro y está poco a poco distribuyendo agua a los vecinos gracias a los casi 600.000 litros de agua mineral que se han recaudado a través de una campaña de solidaridad.

Por el momento se han definido 52 puntos de distribución de agua y la previsión es repartir alrededor de 50 litros por persona, según apunta la prensa local.

Comentarios