Los ríos de Cantabria superan los parámetros medioambientales dictaminados desde la UE

0
113
113

(Cantabria.es) El consejero cántrabro de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, ha presentado esta mañana los resultados del informe del Proyecto Ríos para el año 2011, que reflejan el estado de los ríos en Cantabria para que las administraciones públicas puedan tomar medidas concretas, y mejorar así, la conservación y el mantenimiento de sus cauces. También han estado presentes en el acto el director del CIMA, Leandro Morante y los coordinadores de la asociación Red Cambera Sergio Tejón y Nacho Cloux, que han sido una parte importante en este proyecto.

Las conclusiones del estudio reflejan que el 60 por ciento de los tramos analizados por los voluntarios, tienen una calidad medioambiental buena o muy buena, por lo que superan los parámetros de protección medioambiental marcados desde la Unión Europea, que establecen el mínimo en un 40 por ciento. El consejero Javier Fernández ha explicado que para cumplir estos objetivos, hay que realizar "una labor permanente y coordinada" de mejora de los ríos. Las zonas más degradadas, que corresponden a las que soportan una mayor densidad demográfica e industrial, son los tramos bajos de los ríos Besaya y Miera.

Javier Fernández ha manifestado durante la reunión, que para la Consejería de Medio Ambiente se trata de un proyecto al que tienen "especial cariño" porque encaja con la filosofía que quieren plantear de "participación y acercamiento a la problemática medioambiental por parte de los ciudadanos". En ese sentido, el consejero considera que el Proyecto Ríos es un ejemplo a seguir en cuanto "a su capacidad de movilización de voluntarios" que se implican en la protección y custodia de los ríos. Fernández ha explicado también, que la Consejería quiere apoyar este proyecto a través del CIMA y la asociación Red Cambera, y que no se trata de una iniciativa aislada, porque "se desarrolla también a nivel nacional a través de la asociación Habitats".

El director del CIMA, Leandro Morante, ha puntualizado que este proyecto, impulsado desde la Consejería de Medio Ambiente, persigue dos objetivos fundamentales que son "una mayor sensibilización de los ciudadanos sobre las cuestiones medioambientales" y el estudio que realizan anualmente sobre el estado de los ríos. Respecto a este primer punto, el consejero ha puntualizado que este año ha habido "una enorme participación ciudadana" y se han movilizado una cantidad importante de voluntarios. Fernández ha manifestado también, su intención de elaborar un mapa con las zonas más degradadas de Cantabria para erradicarlas y mejorar de esta manera "la sostenibilidad y el mantenimiento del territorio".

El coordinador de la Asociación Red Cambera, Nacho Clous, ha explicado que el estudio "hace una valoración objetiva en un momento puntual del estado de los ríos", y por eso es muy complicado dictaminar cómo evolucionan. Cloux ha matizado que si bien puede haber casos muy evidentes de empeoramiento, como por ejemplo, si cortan un bosque ubicado junto a un río, "ni es objeto del proyecto dictaminar la evolución de los ríos, ni están capacitados para hacerlo".

Comentarios