La Diputación de Castellón ahorrará un 46% a los ayuntamientos en el control de la calidad de aguas

0
93
93

(Dipcas) La Diputación de Castellón ha adjudicado esta semana un nuevo servicio que se incorpora a la Central de Contratación. Se trata del servicio de control de calidad de las aguas de consumo humano, dirigido a los 65 municipios de la provincia que lo soliciten por tener una gestión directa del servicio de agua potable.

Con la incorporación de este servicio a la central de la Diputación no sólo se consigue un ahorro del 46% a los ayuntamientos, sino que también se les facilita el cumplimiento con los requisitos legales. Hay que tener en cuenta que 47 de estos municipios tienen menos de 500 habitantes y otros 19 son de menos de 5.000 vecinos.

El control de la calidad de las aguas es ya el décimo que se incorpora a la Central de Contratación de la Diputación. Comprenderá los análisis de autocontrol del agua de consumo humano y de control del agua en grifo del consumidor.

Además de la propia ejecución del análisis, el adjudicatario deberá realizar las siguientes tareas: toma de las muestras de agua; emisión de informes de resultados de los análisis; comunicación de informes de resultados; introducción de datos y resultados en el Sistema de Información Nacional del Agua de Consumo (SINAC), con la colaboración del municipio y de los servicios técnicos de la Diputación.

El catálogo de servicios de la Central de Contratación está en continua revisión ya que, tal y como ha explicado el vicepresidente provincial del área económica, Miguel Barrachina “la acogida ha sido tan buena que, incluso, durante la legislatura se podría superar la estimación realizada durante la presentación de este proyecto, impulsado por Javier Moliner, de ahorrar hasta 15 millones de euros al año a los municipios cuando la Central esté plenamente operativa”.

Ventajas económicas y agilización de trámites

En total se han adherido a la Central de Contratación 134 de los 135 ayuntamientos de la provincia, además de un ente autónomo y tres mancomunidades. Al utilizar los beneficios de la economía en escala, la Diputación ha podido obtener descuentos de entre un 5% hasta más de un 50% según los servicios a los que se han adherido los ayuntamientos.

Hay que tener en cuenta, además de la rebaja de precios, que se ha conseguido simplificar la tramitación administrativa de los ayuntamientos y entidades adheridas, evitándoles el proceso administrativo de elaboración de pliegos y selección del contratista. La estimación es que esta iniciativa ha permitido a los trabajadores municipales evitar 75.000 horas de trabajos burocráticos, que repercuten directamente en mejor atención a los vecinos.

En este sentido, Barrachina ha remarcado que, además de los contratos asumidos por los ayuntamientos, “beneficio puede ser directo, contratando a través de la Central o indirecto, ya que algunos ayuntamientos optan por negociar precios incluso mas bajos una vez que ya tienen como techo las adjudicaciones de la Diputación. Hay que tener en cuenta que las empresas los suelen aceptar dado que todos los proveedores saben que los municipios tienen a su inmediata disposición los bienes y servicios adjudicados por la Central. Es una manera indirecta de obtener buenos servicios a precio óptimo que sin la Central de Contratación no tendría lugar”.

Comentarios