El alcalde de Hiendelaencina "no está más tranquilo" pese al informe que dice que el agua es apta para el consumo

0
33
33

El alcalde Hiendelaencina (Guadalajara), Mariano Escribano, tras conocer que el Servicio de Salud Pública de la Junta de Castilla-La Mancha ha asegurado que el agua de la red municipal es apta para el consumo humano, ha asegurado que no está "más tranquilo", y de momento no tiene intención de beberla.

El regidor de este pequeño municipio de apenas un centenar de habitantes ha declarado a Europa Press que, por el momento, no tiene intención de retirar los bandos en los que se informa al pueblo desde el pasado sábado de que no consuma agua porque no era apta para el uso doméstico.

"No voy a quitar los carteles de mi pueblo. Y si yo digo a la gente que no beba agua, el primero que no va a beber ese agua es el alcalde", ha insistido rotundo y preocupado por lo sucedido y las consecuencias que pueda tener.

Según ha indicado, en las próximas horas se van a reunir para analizar la situación y para estudiar el informe que ha hecho llegar la Junta de Castilla-La Mancha, en el que se asegura que el agua se puede consumir ya que las muestras tomadas han dado negativo y en el que se insta al Ayuntamiento, como gestor del recurso, a elaborar un plan de autocontrol.

De cualquier forma, en principio, para este martes está prevista la llegada al municipio de responsables de la empresa Facsa, que trabaja para Repsol, para investigar y estudiar esa contaminación del agua de la red general del pueblo, a raíz de un "error" motivado al depositar equivocadamente el gasóil que se iba a suministrar a una casa rural en el depósito del agua, y que desde aquí, aún no se sabe cómo, se pudo pasar a la red general.

Comentarios