La Confederación Hidrográfica del Duero desmiente categóricamente el comunicado de la EBI sobre el lago de Sanabria

0
100

Sobre la Entidad

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) es un organismo de cuenca intercomunitaria, que gestiona las aguas de su demarcación hidrográfica, la parte española de la cuenca del Duero.
Web

Frente a las tergiversaciones recogidas en el comunicado de la Estación Biológica Internacional, la Confederación Hidrográfica del Duero pone de manifiesto – tal y como señaló su Presidente, José Valín, en comparecencia ante las Cortes de Castilla y León – lo siguiente:

  • El estado ecológico del Lago es Bueno, de acuerdo con el seguimiento de los resultados físico-químicos y biológicos que se vienen realizando año tras año en el Lago de Sanabria. Dicha calificación es la recogida como objetivo en el Plan Hidrológico del Duero y la exigida por la Directiva Marco antes de 2015. No se precisa por tanto ninguna modificación de objetivos antes de tal fecha. Esa calificación como Bueno, corresponde a una escala de calidad que va desde Muy bueno a Bueno, Moderado, Deficiente y Malo.
  • No se ha ordenado ninguna investigación, a la que alude la E.B.I. José Valín planteaba ayer en las Cortes de Castilla y León “si tendría sentido para el escenario posterior al 2015, intentar elevar el nivel de calidad del Lago a Muy Bueno, en vez del Bueno actual”. Informó de que para ello, sería preciso conocer con mayor precisión la incidencia de los nutrientes (Fósforo y Nitrógeno) procedentes de la escorrentía natural de la Cuenca Vertiente al Lago, distintos de los vertidos urbanos. Para ello se ha dado la instrucción de realizar un estudio sobre los nutrientes con aquella procedencia natural. En ningún caso se trata de una investigación orientada a los vertidos, que son suficientemente conocidos. Si se confirmara, como piensan muchos expertos, que la mayor parte de los nutrientes proceden de la escorrentía natural de la Cuenca, no tendría sentido plantearse elevar el objetivo de calidad del Lago a Muy Bueno.
  • José Valín informó asimismo en las Cortes de Castilla y León que los vertidos urbanos disponen de instalaciones de depuración adecuadas al objetivo de calidad del Lago y que la responsabilidad de su explotación y mantenimiento es municipal, de acuerdo con el régimen competencial de la Normativa Nacional.
  • En otro orden de cosas señaló que desde el punto de vista del estado trófico, la situación del Lago es oligomesotrófica (2º nivel de calidad en una escala de 7) y estable. Dio explicaciones claras de la inexistencia de contradicción con el hecho de que en un documento del año 2004 la CHD determinara que el estado del lago era entonces oligotrófico. La razón de esa aparente contradicción radica en el hecho de la utilización de distintos índices de valoración.
  • En ningún caso la Confederación Hidrográfica del Duero “se ha desmarcado ayer sustancialmente” de la Junta de Castilla y León como señala la E.B.I. Antes al contrario, la valoración independiente realizada por ambos Organismos es concordante.
  • La Confederación Hidrográfica del Duero no comparte la opinión de la E.B.I. de que la situación del Lago no esté relacionada con los nutrientes naturales procedentes de la Cuenca (y, en su caso, con los incendios). Tampoco comparte las opiniones de la E.B.I. y sus asesores, conocidas por la prensa, sobre el significado de la presencia de la diatomea Tabellaria Fenestrata en el Lago, que según tales noticias, correspondería a una situación de eutrofia (muy mal estado). Por el contrario, dicha diatomea se ha encontrado en lagunas de alta montaña, sin ningún tipo de vertido urbano, tales como la de Gredos y las de Sotillo y Lazillo en la alta Sanabria. Además, es opinión asumida por no pocos expertos que el alga mencionada, es habitual en la situación de oligomesotrofia.
  • Por último, la Confederación Hidrográfica del Duero, lamenta el proceder de la E.B.I. en relación con toda esta cuestión:
    • A pesar de haberle proporcionado algunos datos para realizar su informe, no se ha dignado dárselo a conocer – aun siendo el Organismo competente en el control y seguimiento del Lago – teniendo que conocerlo a través de los medios de comunicación.
    • Los comentarios y tergiversaciones de distinta índole aparecidas en los medios a propósito de los trabajos de diagnóstico y análisis realizados por este Organismo, no se corresponden con la realidad. Antes, al contrario, se considera que el alcance de éstos, tanto desde el punto de vista físico- químico como desde el biológico, es muy superior al de la E.B.I.: No sólo se caracteriza el Lago desde el elemento de calidad del fitoplancton (microalgas), sino desde el de la fauna bentónica (invertebrados). Cuestión esta última, fundamental – es uno de los elementos de calidad contemplados en la Directiva Marco para la caracterización de los lagos – y a la cual no hay ninguna referencia en las noticias de prensa de la E.B.I.  

Comentarios