El agua en 7 municipios del Alt Empordá ha superado durante este año el límite legal de nitratos

0
100
100

Los nitratos presentes en el agua de siete municipios del Alt Empordà (Girona), en los que están censados 3.000 habitantes, han superado durante este año el límite máximo previsto en la ley para considerar que este agua es apta para consumo humano, y que se sitúa en los 50 microgramos por litro.

Fuentes de la Agencia de Salud Pública de Catalunya (Aspcat), que ante estas superaciones debe comunicar a ayuntamientos y suministradoras el problema, han concretado a Europa Press que se trata de los municipios de Bàscara, Borrassà, Garrigàs, Saus, Camellera, Llampaies y Vilopriu.

De ellos, Bàscara, Saus, Camallera y Llamperies -1.700 habitantes en total- presentaron superaciones puntuales que en "poco tiempo" volvieron a situarse por encima del umbral máximo, mientras que el resto, aunque con valores variables, acostumbran a situarse alrededor del límite legal.

Se trata de los municipios de Bàscara, Borrassà, Garrigàs, Saus, Camellera, Llampaies y Vilopriu

La Aspcat ha recordado que la contaminación por nitratos en el agua de consumo humano se origina principalmente en la agricultura y las deyecciones ganaderas, y que las directivas de la Unión Europea (UE) obligan a designar zonas vulnerables en la que la filtración de los nitratos pueda contaminar las aguas subterráneas.

En dichas zonas se aplican medidas agronómicas y un régimen especial de gestión del ganado, impulsadas por la Generalitat, aunque la dispersión de este contaminante requiere de mucho tiempo y, de hecho, en el agua de consumo suministrada, la mayoría de las actuaciones para cumplir con los parámetros legales están basadas en la "mezcla de aguas de diferentes captaciones".

En una respuesta parlamentaria, el conseller de Salud, Boi Ruiz, apunta a que la "ingesta habitual de cantidades elevadas de nitratos" -no la ducha o la limpieza- puede producir una alteración de la capacidad de transportar oxígeno en sangre, lo que es especialmente sensible para mujeres embarazadas y lactantes, adultos con acidez gástrica e individuos con anomalías de la hemoglobina, entre otros.

Las Aspcat, ante un incumplimiento de la calidad del agua de consumo humano, considera la gravedad del hecho, la repercusión en la salud y valora o no la apertura de una situación de alerta, lo que motiva actuaciones concretas para restringir el suministro o tratar el agua para diluir la presencia de nitratos, según el caso.

Zonas vulnerables

La Agencia Catalana del Agua (ACA) ya precisó en octubre, en respuesta a otra pregunta parlamentaria, que las zonas consideradas vulnerables por la presencia excesiva de nitratos representaban cerca de un tercio del territorio de Cataluña -distribuidas entre más de 25 comarcas-, y que en ellas el 43% de las aguas subterráneas superan la contaminación mínima.

Por ello, la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat admite que la contaminación por nitratos de origen agrario representa un problema de contaminación difusa grave que tiene una "difícil solución a corto plazo".

La Generalitat ha realizado tres declaraciones de zonas vulnerables sucesivas en 1998, 2004 y 2009 que atestiguan que la afectación no ha remitido, un trabajo que debe realizarse cada cuatro años, por lo que actualmente trabaja en una nueva declaración.

Comentarios