Subsanado un punto de vertido un vertido procedente del polígono industrial Espírito Santo en Cambre

0
75

Sobre la Entidad

La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
  • Desde el año 2010 Augas de Galicia llevó a cabo una campaña de inspecciones, que consistió en la caracterización de la red de pluviales del polígono, mediante apertura de todos los pozos de registro y toma de muestras de los diferentes ramales.
  • Gracias a la colaboración existente entre el ayuntamiento de Cambre y los técnicos del Plan de Control de Vertidos (PCV) todos los vertidos fueron eliminados.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas acaba de eliminar un importante vertido contaminante que afectaba al Rego de Gándara, en el tenérmelo municipal de Cambre y que desemboca en la Ría de O Burgo. La enmienda de este vertido procedente del Polígono Industrial Espírito Santo se inició tras detectar Augas de Galicia aportes contaminantes en la red de aguas pluviales.

Tras confirmar el presencia de los mismos, se comenzó una exhaustiva campaña de inspecciones en dicha red, que se extendió durante varios meses, período en el que se localizaron conexiones erróneas desde instalaciones asentadas en esta área industrial. Al mismo tiempo, Augas de Galicia requirió a los titulares la enmienda de las deficiencias detectadas y la eliminación de los vertidos de agua residuales a la red de aguas pluviales.

Esta campaña acaba de finalizar con la eliminación de todos los vertidos contaminantes a la red de pluviales que habían sido detectados

Esta campaña acaba de finalizar con la eliminación de todos los vertidos contaminantes a la red de pluviales que habían sido detectados. Paralelamente, también se llevaron a cabo inspecciones en el polígono con los técnicos del Ayuntamiento de Cambre (titular de la red) y desde la Administración local se iniciaron unas obras de renovación de los colectores de pluviales y residuales en varias parcelas del polígono, que finalizaron recientemente.

La campaña de inspecciones que propició la enmienda del punto fue compleja y se tomaron unas 50 muestras sobre las que fueron realizadas, analíticas de parámetros de diversa naturaleza, desde contaminación microbiológica, orgánica, aceites, detergentes, hidrocarburos y metales.

El punto de vertido de la red de pluviales al río Gándara había dado lugar a un total de cinco alertas por la aparición de espumas, de las cuales dos fueron a través del servicio 112, mientras que las tres restantes fueron emitidas por los propios técnicos del Plan de Control de Vertidos (PCV) tras detectar situaciones de importante afectación. En total, se realizaron un total de 48 diligencias de inspección, 27 de ellas a las instalaciones industriales y las 21 restantes al punto de vertido o en la propia red de pluviales.

36 meses de trabajo

Tras constatar la contaminación, a finales de 2010 se inició una intensa campaña de inspecciones en las empresas del polígono. Esta campaña se extendió hasta el momento actual y consistió en la caracterización de la red de pluviales del polígono, mediante apertura de todos los pozos de registro y toma de muestras de los diferentes ramales, y también en el inventario y control de las empresas localizadas.

A finales de 2010 se inició una intensa campaña de inspecciones en las empresas del polígono 

El seguimiento de la red fue complejo debido al carácter puntual y variable de los vertidos, de diferentes naturalezas. Paulatinamente, tras identificar completamente la red, los técnicos de Augas de Galicia fueron determinando el origen de la contaminación con diferentes tomas de muestra. En aquellos puntos donde se detectaban mayores caudales y con mayores frecuencias se realizaron inspecciones encaminadas a la apertura de pozos y control de acometidas. Así, pudieron detectarse vertidos de aguas residuales procedentes de diferentes empresas.

A día de hoy, las muestras revelan por primera vez ausencia de contaminación en el punto de vertido, tanto para parámetros físico-químicos como microbiológicos. Esto coincide con lo observado en medio receptor, que no presenta la afectación observada a lo largo de los últimos años. Por vez primera no se observan espumas, o colores ni olores característicos.

Por lo tanto, el punto de vertido pasa a catalogarse como subsanado, aunque desde Augas de Galicia se realizará un seguimiento periódico de este para asegurar que no se producen problemas futuros.

Comentarios