La Estrategia española de Seguridad Nacional contempla el cambio climático como un factor potenciador de riesgo

0
148
148
  • La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
  • El Gobierno aprueba la Estrategia de Seguridad Nacional y crea el Consejo de Seguridad Nacional.
  • El cambio climático constituye un factor potenciador del riesgo debido a su contribución en el aumento de fenómenos extremos.
  • El uso insostenible de los recursos hídricos también ha sido identificado como un riesgo relevante para España.

El Gobierno aprueba la Estrategia de Seguridad Nacional y crea el Consejo de Seguridad Nacional. La Estrategia aborda de manera integral la seguridad en España, garantiza la estabilidad del Estado y la protección de los ciudadanos además de salvaguardar la democracia y las libertades frente a nuevos riesgos como el ciberterrorismo.

La nueva Estrategia es una revisión de la aprobada por el anterior Gobierno en el año 2011 y cuenta con el respaldo político del principal partido de la oposición, con el que ha sido "abordada, dialogada y consensuada", según ha manifestado la vicepresidenta.

El documento inicia "un proceso de continua revisión y actualización de estrategias anteriores a un ritmo incluso más rápido para evitar que los riesgos y amenazas puedan consolidarse", ha añadido.

Cambio climático

Según el documento, junto con los riesgos y amenazas convivien en el escenario internacional otros factores potenciadores que pueden generar nuevos riesgos o amenazas o multiplicar y agravar sus efectos, entre los que se encuentra el cambio climático.

"El cambio climático es un elemento clave que se puede convertir en un multiplicador de amenazas. Sin embargo, también brinda una oportunidad para definir un nuevo modelo de desarrollo más sostenible" cita la estrategia.

Asimismo, el cambio climático también es tenido en cuenta por su incidencia en los riesgos y amenazas que tiene su origen en fenómenos naturales, es creciente el número de catástrofes originadas por la actividad humana o que son resultado de una combinación de ambos tipos de emergencias.

En España se han vivido varias catástrofes naturales o inundaciones recurrentes y la incidencia del cambio climático por la aceleración del calentamiento global podría desestabilizar el tiempo metereológico, incrementar los grandes incendios o desencadenar otras catástrofes ecológicas.

Por último, el uso insostenible de los recursos hídricos también ha sido identificado como un riesgo relevante para España.

Comentarios