Uruguay integra las políticas públicas en la lucha contra el cambio climático

0
111

Sobre la Entidad

Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente de Uruguay.
Web
  • El cambio climático provoca inundaciones y sequías en Uruguay (Wikipedia).

El Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático (SNRCC) entre los objetivos para 2013 se ha trazado incorporar la dimensión social en las políticas públicas de cambio climático y fue el tema central de la reunión de alto nivel entre las autoridades de gobierno y los integrantes del grupo de coordinación del SNRCC, que tuvo lugar en el Palacio Estévez.

El encuentro sirvió de intercambio sobre lo que cada institución está llevando adelante en relación con cambio climático y la variabilidad, un diálogo que habilita una mirada integral para futuras acciones del Estado uruguayo.

En este contexto, el subsecretario del MIDES, Lauro Meléndez, destacó la importancia de contemplar la población en situación de calle como la más afectada frente a los efectos de la variabilidad climática y enfatizó las políticas articuladas como la que se llevan adelante el MIDES y el MVOTMA en la construcción de viviendas en zonas que no sean inundables. Una política coordinada que también mencionó la subsecretaria del MVOTMA, Raquel Lejtreger: “La Dirección Nacional de Vivienda está trabajando en la relocalización de las familias ubicadas hoy en terrenos inundables hacia sitios adecuados”.

La población en situación de calle es la más afectada por los efectos de la variabilidad climática.

El cambio climático y la variabilidad atraviesan todas las políticas del MVOTMA que, asimismo, tiene en cuenta el impacto desigual de los eventos adversos en las familias. Lejtreger señaló que “se sabe que afectan a los más pobres, en particular, a las mujeres y los niños, a la población más excluida, la que ocupa informalmente los territorios más desfavorecidos, por ejemplo, en las riberas de los cursos de agua. Hablar de tierras adecuadas también implica el estudio minucioso del territorio para contar con información calificada para que la construcción de viviendas sea en sitios que no se afectados por estas situaciones hostiles. Hablamos de hábitat y no de vivienda porque las inundaciones los dejan sin lugar para habitar, los desplazamientos los dejan sin historia, sin memoria del lugar. Las sequías borran, sin que apenas se note, el trabajo y el esfuerzo”.

Avances del MVOTMA

El MVOTMA está avanzando en este sentido, tanto por los relevamientos de las áreas inundables, como por la tecnología y la metodología. Se ha trabajado con los mapas de riesgo para reducir las vulnerabilidades, una herramienta que permite dibujar la percepción de riesgo con participación de los vecinos de las localidades, trabajar desde macro al detalle y poner nombre a cada uno de los que sufren las consecuencias de estos eventos.

Por otro lado, la directora general de la Salud, Marlene Sica, señaló la importancia de la coordinación interinstitucional y explicó que se están realizando dos investigaciones para conocer más sobre la relación entre clima y salud, dos estudios que serán de gran aporte para implementar políticas acertadas y de forma articulada.

La necesidad de la participación de la ciudadanía fue otro de los aspectos compartidos en la reunión. Para el director del MEC, Pablo Álvarez, si se habla de adaptación a la variabilidad “se tiene que considerar el protagonismo social como capacidad país para adaptarse a los diferentes escenarios”. En el mismo sentido, el subsecretario del MIEM, Edgardo Ortuño, resaltó que para la implicación de la ciudadanía se debería resaltar no solo lo que hace el país para adaptarse al cambio climático sino para mitigarlo, una información que para el jerarca comprometería “al ciudadano en lo que puede y debe hacer en relación al cambio climático”.

Por su parte, pensar la vulnerabilidad con una mirada amplia fue uno de los temas que destacó Walter Oyhantcabal, integrante del Grupo de Coordinación del SNRCC por el MGAP, quien puso el ejemplo de los productos rurales: “La vulnerabilidad social de base agropecuaria no solo repercute sobre la población rural, sino sobre toda la cadena de valor (…). Las pérdidas que se producen en el sector primario se traducen en pérdidas triplicadas en el conjunto de la economía”.

A la reunión asistieron Raquel Lejtreger, Jorge Rucks, Paul Moizo, Luis Santos y Mariana kasprzykdel MVOTMA, Gerardo Siri, Fabiana Bianchi y Ricardo Cordero de la OPP, Alicia Martins y Walter Oyhantçabal del MEGAP, Edgardo Ortuño, Ramón Méndez y Natalia Bertullo del MIEM, Antonio Carámbula y Gustavo Olveyra del MINTURD , Alejandro Antonelli y Antonio Juambeltz del MEF, Marlene Sica, Carmen Ciganda y Gastón Casáux del MSP, Carlos Rodríguez y Pablo Bayarres del MRREE, Victor Braccini, Beatriz Cuello y Mario Bidegain de Meteorología, Ethel Badin del Congreso de Intendentes, Pablo Brugnoni de la SINAE, Lauro Meléndez del MIDES y Pablo Álvarez del MEC. 

Comentarios