Cospedal inaugura la EDAR de Almagro y Bolaños de Calatrava en Ciudad Real

0
176
176

La presidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha destacado la importancia de legar un medio ambiente saludable, como “mejor herencia que podemos dejar a las futuras generaciones”. Precisamente, refiriéndose a las “herencias”, ha manifestado que otra que no debemos dejar es que las generaciones venideras “no tengan que pagar las deudas de sus predecesores”.

Ha sido durante la visita realizada a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Almagro y Bolaños de Calatrava (Ciudad Real), la cual ha pasado a manos de la Junta de Comunidades, quien asume a partir de este momento su explotación. De hecho, la presidenta ha puesto el contador a cero de esta infraestructura cuya inversión ha ascendido a 5,6 millones de euros.

Acaba de ser pagada por la Junta de Castilla-La Mancha

En torno a esta inversión, la presidenta regional ha valorado que “hace muy pocas fechas hemos podido pagar la parte que tenía que poner la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en esta obra”; ya que estaban sin abonar las anualidades correspondientes a los años 2009, 2010 y 2011.

En este sentido, María Dolores Cospedal ha destacado que este pago se ha realizado también con “más de 600 mil facturas y un valor de 3.000 millones de euros; todo gracias al esfuerzo y al sacrificio de los ciudadanos de Castilla-La Mancha”.

Esta nueva depuradora abastece a las localidades de Bolaños de Calatrava y Almagro, por lo que la presidenta regional ha indicado que “los municipios tienen que caminar unidos igual que caminamos unidos los ciudadanos, igual que de esta manera se pueden hacer grandes cosas”.En concreto, la presidenta ha valorado esta infraestructura, que tiene capacidad para depurar aguas de poblaciones de cuarenta mil habitantes hoy en día, pero que puede llegar, con las obras que se están realizando, hasta sesenta mil.

En este sentido, la presidenta Cospedal ha indicado que “es una obra muy importante, porque permite que aquello que no sería nada más que desecho, se vuelva a utilizar, para incrementar los niveles freáticos de nuestros ríos y sanear el Acuífero 23 que está demasiado dañado y, además podamos observar un paisaje medioambientalmente sostenible y recuperado”.

Asimismo, la presidenta de Castilla-La Mancha ha destacado que, en estos momentos, se esté trabajando en las estaciones depuradoras de aguas residuales en Argamasilla de Alba y en Tomelloso, o también en los municipios que circundan las Lagunas de Ruidera, todos ellos en Ciudad Real.

Nuevas infraestructuras

La obra visitada se completa con la ejecución de una nueva red de colectores con una capacidad de transporte superior a la actual, con una inversión de 4,8 millones de euros, y dos estanques de tormentas de 10.000 metros cúbicos y 1.000 metros cúbicos, respectivamente, que cuentan con un presupuesto de 4,4 millones de euros.

El total de todas estas actuaciones supone una inversión de 14,8 millones de euros que, financiados por el Gobierno de Castilla-La Mancha -el 30 por ciento- a través de Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, órgano dependiente de la Consejería de Fomento y por la Sociedad Estatal de Aguas de Cuencas del Sur (ACUASUR), del Ministerio de Agricultura -un 70 por ciento- con la ayuda de los Fondos FEDER.

Comentarios