La Superintendencia de Servicios Sanitarios de Chile participó en la entrega de estudios sobre proyecto de Carretera Hídrica

0
88
88

(SISS) La Superintendencia de Servicios Sanitarios participó, junto al Ministerio de Obras Públicas, en la presentación de los primeros estudios sobre el proyecto de Carretera Hídrica que permitiría trasladar agua, vía submarina, desde la zona sur del país a las regiones del norte que se ven afectadas por la escasez del recurso.

La iniciativa llamada Aquatacama fue presentada, en su primera fase, por la empresa francesa Vía Marina, como una alternativa de solución al déficit hídrico que presentan las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama, llevando agua desde las desembocaduras de diferentes ríos sureños.

En ese contexto el Ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, valoró la iniciativa y explicó que "Parece muy interesante pensar que Chile tiene una distribución de agua tan disímil. En el sur de Chile tenemos abundancia, en el norte de Chile tenemos escasez. Si nosotros encontráramos un medio económico y técnicamente factible que nos permita transportar esta agua desde la zona sur al norte, podríamos llegar a transformarnos en un vergel, podríamos disponer de agua para las comunidades, para el desarrollo de las industrias necesarias en la zona", explicó el ministro. En este sentido destacó que "es perfectamente posible continuar trabajando, a medida que la tecnología se desarrolle y se pueda llegar en el futuro a costos adecuados".

Por su parte, la Superintendenta de Servicios Sanitarios, Magaly Espinosa expresó la importancia de contar con vías alternativas para garantizar el consumo humano de agua potable en las regiones afectadas por el déficit hídrico y dio a conocer importantes cifras respecto del uso de ésta a nivel país.

La Superintendenta explicó que "la condición de sequía experimentada en lo últimos años sumado a variables locales, como la sobrexplotación o presión sobre el recurso, ha obligado a tomar medidas especiales en relación a las fuentes de agua en algunas localidades, como la construcción de nuevos pozos, compra de derechos de agua y planificación de nuevas fuentes como la desalación. Para el agua potable se requiere de fuentes seguras, continuas y de calidad estable en el tiempo. En ese sentido, la Carretera Hídrica es una alternativa más que presenta soluciones y a la vez nuevo desafíos, como los costos a considerar debido a elevar el agua hacia otros centros de consumo.

En el sector urbano del país existen 15.283.179 habitantes, cifra que se traduce en 4.574.000 clientes. Con una cobertura de agua potable que alcanza el 99,8%, en alcantarillado un 94,2% y el Tratamiento de Aguas Servidas alcanza el 90,6%. El consumo de agua potable llega al 6% respecto del total del recurso hídrico disponible.

Para la explotación de un servicio de agua potable, alcantarillado o tratamiento de aguas servidas se requiere el establecimiento de una Concesión Sanitaria. La Concesión consiste en un derecho exclusivo para el otorgamiento de los servicios sanitarios en un área urbana determinada. El titular de la concesión está sujeto a la obligación de dar calidad y continuidad al servicio y a presentar planes de inversiones que permitan a la empresa hacer frente a los aumentos de la demanda. Asimismo, las tarifas están reguladas de acuerdo a la Ley.

En ese sentido, El Estado juega un rol Regulador y Fiscalizador a través de la Superintendencia de Servicios Sanitarios. El concesionario, por su parte, es quien propone las decisiones de inversión y quien debe evaluar las distintas alternativas de fuentes.

El proyecto presentado contempló una fase previa de implementación, la cual consistiría en elaborar un primer piloto que pudiese llevar agua desde la zona centro hacia la V región en una extensión de 200 a 300 km, es decir, distancias pequeñas. A partir de es experiencia se podrá plantear la ampliación de este proyecto para transportar agua a las regiones ubicadas más al norte.

La exposición del proyecto Aquatacama contó con la presencia del embajador de Francia, Marc Giacomini, y representantes de la Fundación Chile.

Comentarios