La presidenta de la Comisión de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía de Chile valora la creación de una Subsecretaría sobre esta materia

0
37

Sobre la Entidad

Cámara de diputados de Chile, encargada de participar en la elaboración de la legislación junto con el Senado y el presidente de la República
37
  • La diputada Adriana Muñoz (Diario El Día).
  • La diputada PPD valoró que el Gobierno haya decidido impulsar la creación de una Subsecretaría sobre esta materia, recogiendo el planteamiento que diversos informes parlamentarios y organismos internacionales, como el Banco Mundial, han realizado.

La diputada Adriana Muñoz, presidenta de la Comisión de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía, recalcó que “la dispersión de esfuerzos en distintos servicios públicos es uno de los elementos que conspiran para una mejor planificación y gestión del agua en el país, particularmente considerando la aguda sequía que viven las regiones del norte”.

Agregó que “en varias ocasiones planteamos esta situación al Ejecutivo pidiendo la creación de un organismo que aglutine los esfuerzos estatales”.

Sin embargo, sostuvo que “una nueva estrategia sobre el uso del agua no debe quedarse en la mera adecuación de la institucionalidad", por lo que demandó avanzar también, en forma paralela, en "un cambio profundo de la regulación sobre los derechos de aprovechamiento de agua”.

La representante del noveno distrito recalcó que “en la actualidad, la normativa privilegia el interés particular sobre el bien común, lo que ha significado una sobre utilización y concentración de los derechos, afectando incluso el abastecimiento para el consumo humano y complicando la vida y actividades productivas de pequeñas comunidades agrícolas”.

"Se requiere una modificación constitucional y del Código de Aguas que otorgue al Estado un rol más activo en la materia" - sentenció la diputada Muñoz, agregando que “queremos un Estado que tenga facultades para hacer valer el interés colectivo sobre los negocios particulares y que priorice su uso para el consumo humano y el desarrollo de actividades productivas tradicionales en pequeña escala, de las que subsisten miles de familia campesinas. 

Comentarios