El diputado Luis Lemus se reúne con los responsables del proyecto Aquatacama

0
88

Sobre la Entidad

Cámara de diputados de Chile, encargada de participar en la elaboración de la legislación junto con el Senado y el presidente de la República
  • La Dirección de Obras Hidráulicas ha solicitado 56 hm3 para el trasvase
  • El proyecto pretende transportar agua desde las regiones centro-sur del país hasta la zona norte del país donde el déficit hídrico es mayor.
  • El primer tramo podría estar construido en 2016 y la totalidad del proyecto en 2025. La inversión ascendería a los 15.000 millones de dólares.

La Estrategia Nacional de Recursos Hídricos (ENRH), presentada en marzo, tiene como uno de sus ejes enfrentar la escasez de este vital elemento, evaluando alternativas no convencionales, como ductos submarinos y la conducción de caudales de agua desde cuencas con disponibilidad a aquellas deficitarias.

El proyecto pionero en este sentido es Aquatacama, la iniciativa de tubería submarina impulsada por la firma francesa Vía Marina (del grupo Vinci).

El Presidente Ejecutivo del Comité Directorio del proyecto y representante de Via Marina, el español, Felix Bogliolo, se reunieron con el diputado del noveno distrito, Luis Lemus (PS), quien ha manifestado su interés en esta iniciativa desde el punto de vista logístico y político, dado el grave problema que sufre especialmente la Cuarta Región, afectada por una dura y aguda sequía.

Para el diputado Luis Lemus, la importancia del proyecto “radica en la posibilidad de dotar con agua un vasto sector del territorio nacional carente del vital elemento y para eso, se requiere una voluntad política para llevarlo a cabo”. Agregó que para este fin, se encuentra coordinando un encuentro en la zona, con el objeto de difundir ampliamente este proyecto,

El parlamentario socialista insistió que se debe tomar una decisión política al respecto “para definir el tipo de proyecto y las ventajas comparativas que puedan darse, como el caso de transportar agua mediante tuberías o vía terrestre, estudiar la capacidad de las napas subterráneas, el caso de los embalses, con la finalidad de tener una real claridad para tomar las decisiones que el país necesita para hacer frente a este fenómeno de la sequía”.

El apoyo estatal, en todo caso, es indispensable. La Dirección de Obras Hidráulicas solicitó derechos de agua para el trasvase: 36 m3 en el Biobío, 12 m3 en el Maule y 8 m3 en el Rapel.

El proyecto de la carretera hídrica contempla un plazo de tres años de estudios técnicos, ambientales y sociales en su primera fase y, en la posibilidad de ser construido, podría estar en funcionamiento el 2025, con un primer volumen de agua por ejemplo, para el sector de Arica y su costo alcanza los 15 mil millones de dólares

Comentarios