El proyecto minero de Pascual Lama afecta a los glaciares y al agua del Valle del Huasco, afirman diputados chilenos

0
176

Sobre la Entidad

Cámara de diputados de Chile, encargada de participar en la elaboración de la legislación junto con el Senado y el presidente de la República
176
  • Glaciar chileno (Wikipedia).
  • Durante la sesión de la Comisión Investigadora de la situación ambiental por efectos del Proyecto Pascua Lama, el Director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), realizó una presentación en la que destacó el daño que a su modo de ver, ha provocado el proyecto en los glaciares y en la contaminación de las aguas del Valle del Huasco.

Lucio Cuenca, Director del OLCA, señaló en la sesión que el principal impacto del proyecto Pascua Lama, de la empresa minera Barrick, se ha manifestado en los glaciares que se encuentran en la alta cordillera y que son la principal fuente de agua del Valle del Huasco, siendo la comunidad y no la autoridad, la que llama la atención sobre este tema, dado el conocimiento que tiene de su territorio.

Asimismo, explicó que el año 2006 se aprueba Pascua Lama con la condición de intocabilidad de los glaciares, sin embargo, puntualizó que las actividades extractivas de Veladero y las preparativas de Pascua Lama, ya registran importantes impactos en recursos naturales (incluyendo glaciares y ambiente periglacial) de la zona. “Se evidencia la drástica reducción superficial y volumétrica de muchos glaciares desde que empezaron las actividades a mediados de los años 2000".

Lucio Cuenca detalló que “acá hay una destrucción de glaciares que ocurre antes de que se inicie el proceso de construcción del proyecto, pero eso ha continuado en el tiempo, no respetando las vías de mitigación, ni haciendo los planes de seguimiento de los glaciares, y lo que uno puede observar en informes independientes que se han realizado a través de imágenes satelitales es que los glaciares siguen siendo destruidos”.

Cuando se presentó este proyecto, la propia empresa postulaba el traslado de los glaciares.

Añadió que “lamentablemente la institucionalidad teniendo la información no ha hecho mucho, o no hay voluntad o no existen los instrumentos para que no sólo se sancione a la empresa porque no cumple con las medidas de mitigación o porque no cumple los planes de manejo de los glaciares, sino que se sancione o se investiguen las consecuencias de no respetar esos instrumentos”.

Junto con ello, Cuenca informó además que pese a que en la Resolución Ambiental (RCA) se señalaba por parte de la empresa que el proyecto no afectaría la calidad de las aguas del Río del Estrecho en ninguna de sus etapas, en el monitoreo de las aguas durante los años 2011 y 2012, se detectó que los niveles de PH se encuentran en rangos alcalinos. Los parámetros de conductividad eléctrica, concentración de sulfatos, aluminio, concentración de cobre, hierro, manganeso y zinc sobrepasan la norma.

Este tema, indicó el invitado, ha afectado directamente a los pobladores del Valle del Huasco quienes han realizado denuncias por descargas ilegales de aguas servidas al río El Carmen. Asimismo, “se interpuso una denuncia contra el presidente de Barrick Sudamérica, Eduardo Flores, por las declaraciones en donde reconoce dañar los glaciares”, señaló.

El Director del OLCA manifestó su preocupación por la falta de instrumentos que impidan que estas cosas sucedan. “A nosotros nos preocupa que se permita por ejemplo, que la empresa subdivida los proyectos para que no se visibilicen los impactos reales, en este caso la empresa subdividió el proyecto en 6; por otro lado, la institucionalidad tiene que confiar en los informes de monitoreo que le entrega la empresa y resulta que la misma Dirección General de Aguas (DGA) dice que éstos son insuficientes, y por lo tanto, con qué instrumentos toma decisiones la autoridad, es incomprensible”.

El diputado Ignacio Urrutia (UDI), quien presidió la sesión, dijo que pese a lo señalado por el invitado es imposible que la comisión realice una evaluación a estas alturas de lo ocurrido con Pascua Lama, sin antes escuchar los testimonios de la empresa y otros invitados. “Aquí han venido gente de distinta naturaleza, algunos se han mostrado a favor y otros en contra y lo que se planteó hoy día fue principalmente preocupación por el tema de los glaciares y la contaminación de las aguas de regadío, pero hay que seguir oyendo a distintas organizaciones para hacernos una idea”.

El Director del OLCA manifestó su preocupación por la falta de instrumentos que impidan que estas cosas sucedan. 

El parlamentario defendió además la labor de fiscalización que ha realizado el actual gobierno en relación a este tipo de proyectos. “Este gobierno ha fiscalizado hasta decir basta, de hecho las multas más grandes que se han aplicado en nuestra historia en una empresa de esta naturaleza ha sido en este gobierno”, enfatizó.

Por su parte, el diputado PPD, Enrique Accorsi, sostuvo que “es realmente impresionante ver que cuando se presentó este proyecto, la propia empresa postulaba el traslado de los glaciares, era algo incomprensible y bueno, al menos ya quedó claro que ese sistema es inaplicable y nosotros también creemos que dentro de las conclusiones que emanará esta comisión se establecerá que es necesario cambiar la legislación cuando una empresa, en forma deliberada, no cumple con la RCA en forma reiterada”.

La idea, concluyó el legislador, es que “cuando tú ves que no se han hecho las cosas bien, cuando ha sido ilegal lo que han hecho o han dejado de hacer lo que se comprometieron, no se debe otorgar nuevos permisos, creemos que hay que hacer esos cambios y eso es lo que nosotros vamos a postular en el informe, y esperamos que eso cuente con una mayoría contundente, porque creemos que esto marca un antes y un después en materia de glaciares”.  

Comentarios