El embalse en el río Chillán tendrá una capacidad de 150 hectómetros cúbicos y otorgaría seguridad de riego a más de 8.000 hectáreas

0
31

Sobre la Entidad

CNR
La Comisión Nacional de Riego de Chile es una persona jurídica de derecho público, creada en septiembre de 1975, con el objeto de asegurar el incremento y mejoramiento de la superficie regada del país.
31
  • Regantes conocieron los avances del estudio de prefactibilidad para la construcción de embalse en río Chillán.

Los presidentes de las asociaciones de canalistas y organizaciones de regantes del río Chillán hoy conocieron los avances del “Estudio de prefactibilidad para la construcción del embalse de riego en río Chillán”, impulsado por la Comisión Nacional de Riego (CNR).

Durante el taller informativo se recogieron antecedentes de la red de riego, inquietudes, intereses y opiniones de los regantes para que posteriormente sean incorporadas en el estudio cuando sea técnica y económicamente factible.

El Coordinador de la Macrozona Centro Sur de la CNR, Paulo de la Fuente, indicó que se describieron distintos aspectos del proyecto para que los agricultores estén en conocimiento de las labores que está realizando la Comisión en la zona. “Este estudio pretende analizar diferentes alternativas de emplazamiento del embalse, que permita abastecer con un 85% de seguridad al sistema de riego de la cuenca del río Chillán y con esto mejorar la capacidad productiva agrícola de un sector que se ha visto afectado por la falta de agua”.

El Presidente del canal El Carmen, Enrique Gleisner, se manifestó satisfecho con la oportunidad que tuvieron para realizar consultas respecto a un tema tan relevante para los agricultores. “Estas instancias son importantes, ya que de la información expuesta salen preguntas que son resueltas en el mismo momento”.

En tanto, Cesar Navarrete, profesional de la División de Estudios y Programas de la CNR y coordinador del estudio, señaló que con la construcción del embalse de 150 hectómetros cúbicos, se pasaría de 3.000 a cerca de 8.800 hectáreas beneficiadas. “Con esto cambiarían los cultivos que se producen, habría aumento de la mano de obra y evitaríamos la migración de la gente hacia las grandes ciudades, es decir, cambia radicalmente la calidad de vida de las personas de esta zona”.

El estudio se inició en octubre de 2013 y tiene una duración de 18 meses, dividido en ocho etapas.

Comentarios