Chile firma un protocolo con Endesa y Colbún para monitorear embalses y actuar ante crecidas

0
98
  • Chile firma protocolo Endesa y Colbún monitorear embalses y actuar crecidas
  • Los acuerdos permiten utilizar los embalses de Colbún, en la Región del Maule, y Ralco, en la Región del Biobío, en caso de crecidas, gracias a lacoordinación entre la Oficina Nacional de Emergencia, la Dirección General de Aeronáutica Civil, la Dirección General de Aguas del MOP y los operadores de los embalses.

Sobre la Entidad

Dirección General de Aguas (DGA) de Chile. Dependiente del Ministerio de Obras Públicas.
Web
98

La ley 20.304 del Ministerio de Obras Públicas publicada en 2008 definió el concepto de embalse de control, cuyo propósito es aminorar los impactos de las crecidas pluviales. Esto significa que si el embalse tiene capacidad disponible para absorber una crecida prevista, éste sigue operando en forma normal y si no es así, con anterioridad a la llegada de las precipitaciones más intensas, el embalse debe abrir las compuertas para evacuar caudales, en cantidades no superiores a límites predefinidos, para asegurar que no se produzcan daños aguas abajo, y además de forma tal que pueda generar disponibilidad de almacenamiento para amortiguar la crecida afluente al embalse.

Para operativizar el funcionamiento de los embalses de control, se requiere la coordinación entre la Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, la Dirección General de Aeronáutica Civil a través de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), con los embalses Ralco de Endesa, en la Región del Biobío y Colbún de la empresa del mismo nombre, Región del Maule.

En esta iniciativa participa ONEMI por ser el  organismo técnico de Estado a cargo de la protección civil; la DGA del MOP por contar con la normativa que regula la operación de embalses de  control para eventos de crecidas inminentes y un reglamento que define su operatoria. Mientras que la  DGAC, a través de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), como encargado de proporcionar la información meteorológica y climatológica como insumo para activar las medidas preventivas.

“La institucionalidad pública y operadores privados activarán un completo protocolo de coordinaciones y flujo de información que permitan tomar las mejores decisiones para utilizar infraestructura privada, como son los embalses Colbún y Ralco, para la protección civil”, destacó Carlos Estévez, Director General de Aguas.

Con la firma del protocolo “Entrega de Información y Comunicación de Declaratorias de Alerta de Crecidas y Otras Medidas Para la Ley de Embalse N° 20.304”, los actores acuerdan el contenido y los mecanismos de comunicación y entrega de información y/o datos entre DGA, DMC, ONEMI, ENDESA y Colbún, que les permitirán adoptar medidas preventivas destinadas a evitar o mitigarlos riesgos para la vida  y la afectación para los bienes públicos y privados que se puedan producir con ocasión de crecidas en los embalses por razones climáticas.

En este contexto, el Director Nacional de ONEMI, Ricardo Toro, indicó que “vivimos en un territorio bajo constante amenaza, donde los riesgos hidrometeorológicos  adquieren día a día un mayor protagonismo, ocasionando gran afectación a la ciudadanía, viéndonos obligados a fortalecer las coordinaciones en esta sensible área. Sin lugar a dudas, cada uno de estos acuerdos asociativos nos permitirán reforzar el desarrollo y la integración de capacidades que contribuyan al fortalecimiento del Sistema Nacional de Protección Civil en materias de gestión del riesgo”

Cabe señalar, que el documento fue suscrito por Carlos Estévez, Director General de Aguas del MOP; Ricardo Toro, Director Nacional Onemi;  Guillermo Navarro, Director de la Dirección Meteorológica de Chile con Valter Moro, gerente general de Endesa y Juan Eduardo Vásquez, Gerente División de Negocios y Gestión de Energía de Colbún S.A.

Funciones

La función de la DGA será efectuar el análisis técnico de probabilidades de crecidas y de emitir, cuando corresponda, el “Boletín General de Recomendación de Alerta de Crecida en Embalse por Ley N°20.304”, y el operador del embalse de control Colbún o Ralco,según sea el caso, entregará a la  DGA la información y/o datos provenientes del sistema de monitoreo del embalse y de laCentral Colbún o Ralco.

El protocolo define los conceptos a utilizar y  el cómo entregar la información. La DMC informará diariamente a ONEMI, DGA, Colbún y ENDESA de los pronósticos meteorológicos. La DGA dará facilidades a ONEMI para consultar en forma directa la información registrada en tiempo real de las variables hidrométricas de interés, en las estaciones ubicadas en las cuencas de los ríos Maule y Biobío. Asimismo, informará a ONEMI, cuando corresponda una alerta amarilla o roja, para que ésta sea trasmitida al Sistema Nacional de Protección Civil

Una vez que ONEMI decrete el estado de alerta de crecidas en el embalse por Ley 20.304, la DGA, producto del análisis de los pronósticos, el curso de las crecidas y la evolución del fenómeno, entre otros antecedentes, podrá, mediante resolución fundada, ordenar medidas adicionales a las aprobadas en el manual de operación, las que deberán ser notificadas a Colbún o ENDESA y  ONEMI.

ONEMI levantará la alerta de crecidas en el embalse, previa recepción del “Boletín de Solicitud de Desactivación de Alerta en Embalse por Ley N°20.304”emitido por la DGA.

Finalmente DMC, ONEMI, DGA, Colbún y ENDESA acuerdan realizar una vez al año, a más tardar en abril, pruebas de los mecanismos de comunicación y entrega de información dispuestos en el protocolo suscrito.

Comentarios