Chile expone los aspectos del Código de Aguas que benefician al sector sanitario

0
48
  • Chile expone aspectos Código Aguas que benefician al sector sanitario
  • En el seminario “Los desafíos del sector sanitario a 26 años del modelo de regulación”, convocado por la Empresa Concesionaria de Servicios Sanitarios S.A., Econssa, la autoridad nacional de Aguas destacó el reforzamiento del carácter público de las aguas y la prioridad del uso para el consumo humano, saneamiento y subsistencia contemplados en el proyecto de ley que impulsa el Ejecutivo.

Sobre la Entidad

Dirección General de Aguas (DGA) de Chile. Dependiente del Ministerio de Obras Públicas.
Web
48

El Director General de Aguas del MOP, Carlos Estévez, participó en el seminario “Los desafíos del sector sanitario a 26 años del modelo de regulación”, convocado por la Empresa Concesionaria de Servicios Sanitarios S.A., Econssa, realizado el miércoles 5 de octubre.

La iniciativa buscó abrir un espacio de diálogo, debate, análisis y discusión con los principales actores e interesados del sector sanitario: regulador, instituciones públicas, empresas concesionarias, gremios, académicos y empresas consultoras y proveedoras, en el ánimo de provocar el encuentro e identificar los concensos y disensos que permitan los acuerdos necesarios para  plantear nuevos objetivos y mejoras al sistema.

Luego de la jornada inaugural, en la cual expusieron el Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga; el Director Ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán; el Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna; el Presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios, Víctor Galilea y el Presidente del Directorio de Econssa, Juan Carlos Latorre, se dio paso a los paneles con temas específicos.

a iniciativa buscó abrir un espacio de diálogo, debate, análisis y discusión con los principales actores e interesados del sector sanitario

En el panel  “Los derechos de agua en el sector sanitario”, el Director General de Aguas, Carlos Estévez hizo ver que un 63% de la población está bajo presión hídrica, es decir, no alcanzan los 2.000 m3/persona año, cifra considerada internacionalmente como el umbral para el desarrollo sostenible. Mencionó que el marco regulatorio actual  requiere un nuevo balance, ya que fue diseñado en un escenario de abundancia, enfocado casi exclusivamente en el desarrollo productivo; que promueve una gestión pública del agua más centrada en lo jurídico (entrega de derechos), que en la investigación, la planificación, la concertación de actores y la eficiencia; desbalanceado en favor del prorrateo de las aguas más que en la calidad; de las aguas superficiales; de las organizaciones de regantes y de la gestión individual.

Comentó que la distribución del caudal concedido a empresas sanitarias corresponde en un 29% a aguas subterráneas y un 71% a aguas superficiales. Además, resaltó que la reforma al Código de Aguas que impulsa el Ejecutivo, tiene 2 ejes principales que impactan positivamente en el sector sanitario.

El primero es el reforzamiento del carácter público de las aguas, destacando la polifuncionalidad de las aguas, tanto extractivas como no extractivas; la protección de las aguas en todos sus estados, incluyendo glaciares; que los derechos de aprovechamiento de aguas se crean y  limitan en función del interés público: “las acciones que ejecute la autoridad para resguardar el consumo humano y el saneamiento, la preservación ecosistémica, la disponibilidad de las aguas, la sustentabilidad acuífera y las actividades productivas” y por último se limitan temporalmente los nuevos derechos y se condicionan todos los derechos a su uso efectivo y a su registro catastral.

Un 63% de la población está bajo presión hídrica, es decir, no alcanzan los 2.000 m3/persona año, cifra considerada internacionalmente como el umbral para el desarrollo sostenible

El segundo eje es la prioridad del uso para el consumo humano, saneamiento y subsistencia. La consagración legal del derechohumano de acceso al agua y al saneamiento queda establecida en el artículo 5° inciso 4; siempre prevalecerá el uso para consumo humano, uso doméstico y saneamiento tanto en el otorgamiento como en la limitación al ejercicio de los derechos de aprovechamiento (Art. 5° bis inciso 2); comprende la creación de un derecho transitorio mientras se tramita la solicitud definitiva, beneficiando a los Comités de Agua Potable Rural  y con límite cuantitativo de 12 l/s (Art. 5° bis inciso 6); considera reservas estatales de aguas disponibles para otorgar en concesiones para el consumo humano (Art. 5° ter); entre otros beneficios.

En la apertura, el Ministro Undurraga destacó la experiencia del país en materia de desarrollo del sector sanitario, las modificaciones que se están planteando al Código de Aguas y el plan de pequeños y grandes embalses, que permitirán al país hacer mejor frente a eventos climáticos que llegaron para quedarse como la sequía.

A su vez, el  Director Ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán, resaltó el Programa de Iniciativas de Fomento Integradas, en el cual junto a la Dirección General de Aguas trabajan para abordar sistemas que permitan tener interoperabilidad de los sistemas de monitoreo de flujos y napas, con dos programas pilotos, uno en Copiapó y otro en Choapa.

El Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna realizó un diagnóstico del escenario actual, mencionando el cambio climático, mayor demanda de recursos hídricos, compleja institucionalidad del agua con más de 40 servicios con atribuciones, desastres naturales y emergencias, proyectos de ley que afectan al sector, el crecimiento de la ciudades; sustentabilidad económica,social y medio ambiente; menor crecimiento de los negocios regulados, innovación y avance tecnológico, entre otros. Para finalmente, abordar los desafíos concretos que el sector sanitario tiene de cara al 2030, siendo uno de ellos, que los servicios que entregan las sanitarias sean lo que la población espera de ellos, es decir, un servicio continuo, de calidad y a precios justos.

Comentarios