Colombia suspende en depuración de aguas residuales

0
429
429

(Superservicios) Un negativo impacto social y ambiental causado por la no operación y las deficiencias técnicas y operativas de los sistemas de tratamiento de aguas residuales en el país, evidenció la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios al culminar una labor especial de inspección en 278 municipios.

En cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, durante los años 2011 y 2012, la superintendencia inspeccionó 333 sistemas, el 59% de los 562 instalados en 480 municipios del país. De ellos, 89 plantas de tratamiento se encontraron fuera de operación.

En las visitas técnicas realizadas y el análisis de la información reportada por las empresas prestadoras, se observaron, entre otras falencias, incumplimiento a las normas de vertimiento de aguas residuales, desconocimiento de protocolos de operación, falta de mantenimiento a la infraestructura, así como vulnerabilidad ante fenómenos naturales.

Ante esta situación, la Superintendencia concertó planes de acción con 82 prestadores para mejorar la operación, el mantenimiento y la optimización de las plantas de tratamiento de aguas residuales; así como la capacitación al personal. Coordinado acciones con las corporaciones autónomas y las alcaldías que permitan superar las debilidades de los prestadores, y puso en conocimiento de la Contraloría General de la Nación y de la Procuraduría General de la Nación los sistemas que se encontraron fuera de servicio o con inconvenientes en su operación.

La Superservicios hará seguimiento directo a los planes de acción y evaluará las acciones de control que procedan. Durante el 2013, continuará inspeccionando estos sistemas.

Sistemas fuera de operación

De los 333 sistemas inspeccionados, 89 se encontraron fuera de operación. A la fecha, aún se encuentran sin operar 23 en Cundinamarca, ocho en Córdoba, siete en Santander y Tolima, seis en Valle del Cauca, cinco en Cesar, cuatro en Antioquia y Norte de Santander, tres en Boyacá, Sucre y Meta; dos en Huila, Putumayo, Casanare, Guainía, Caquetá, y uno en Magdalena, Chocó, La Guajira y Atlántico.

En las poblaciones que no cuentan con esta infraestructura se está alterando la calidad de las fuentes hídricas receptoras, advierte la Superservicios. “La falta de capacidad técnica y económica de los prestadores del servicio público de alcantarillado para el planeamiento y operación de sus sistemas y la falta de articulación entre los actores involucrados, evidencian sistemas de tratamiento construidos fuera de operación y en condiciones de abandono”, señala el informe de la Dirección Técnica de Gestión de Acueducto y Alcantarillado de la entidad. 

Consulta el informe completo: [PDF]

Comentarios