Aprobado el Programa Hídrico Regional de largo plazo para la cuenca mexicana del Río Balsas

0
35
35

(CONAGUA) En la Cuenca mexicana del Río Balsas se implementará una estrategia para que en el mediano plazo los acuíferos de la región estén en equilibrio y la población goce de ríos limpios, tenga cobertura universal de los servicios de agua y esté segura ante los fenómenos hidrometeorológicos extremos, determinó hoy el Consejo de Cuenca Regional, al aprobar el Programa Hídrico Regional Visión 2030, durante su Sexta Sesión Ordinaria.

Ese programa, que requerirá una inversión total de más de 72 mil millones de pesos en los siguientes 18 años, está basado en la Agenda del Agua 2030, la estrategia con la que el Gobierno Federal mexicano trabaja para lograr un país sustentable en materia hídrica, explicó José Luis Luege Tamargo, Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en su carácter de Presidente del consejo.

Detalló que entre los retos para lograr el equilibrio de los 46 acuíferos de la cuenca —de los cuales 5 están sobreexplotados— está usar eficientemente el agua en el sector agrícola, con lo que se podría reducir 67 por ciento del déficit de agua en la región. Por ello, hizo énfasis en que la tecnificación y la modernización del riego deben ser prioridades para el consejo, integrado por representantes de los gobiernos federal, estatales y municipales, de los usuarios y de la sociedad organizada.

Puntualizó que para lograr la limpieza de los ríos es indispensable que las autoridades municipales garanticen la operación de las plantas de tratamiento, en las que se han hecho inversiones históricas durante la actual administración.

Otro de los desafíos es dotar de agua a 3.4 millones de habitantes, y de alcantarillado a 3.8 millones de habitantes, para alcanzar la cobertura universal en la cuenca. Gustavo Barrera Flores, encargado del Despacho del Organismo de Cuenca Balsas y Secretario Técnico del consejo, informó que en la actual administración, la Conagua construyó infraestructura para el saneamiento de las cuencas de los ríos Apatlaco, Atoyac-Zahuapan y Cupatitzio; así como obras para la protección a centros de población de Morelos, Michoacán y Oaxaca. Además, se impulsó el desarrollo eficiente del sector agrícola de Guerrero, mediante la ampliación de la red de canales y en la mixteca oaxaqueña y la rehabilitación de presas de almacenamiento y derivadoras.

Asimismo, se modificó el decreto de veda de la cuenca para dar certeza jurídica a 340 municipios de los estados de México, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala, lo que garantiza el agua para 4.2 millones de habitantes y facilita la gobernanza en materia de agua.

Tras tomar protesta a los vocales del consejo, José Luis Luege afirmó que ese Plan Hídrico Regional permitirá usar más eficientemente el agua para que en 2030 las nuevas generaciones tengan el recurso hídrico suficiente en calidad y cantidad.

Comentarios