Canal Voluntarios inicia nuevos proyectos solidarios para dar agua a 60.000 personas

0
247
247

(GestionCanal) El grupo de trabajadores de Canal de Isabel II Gestión que conforman Canal Voluntarios está analizando los nuevos proyectos de cooperación que les llevarán próximamente a zonas de Guatemala, Tanzania o Kenia con el objetivo de asegurar un consumo de agua potable adecuado y unas medidas de saneamiento necesarias para garantizar la salud de miles de ciudadanos de estos países en vías de desarrollo.

Estas futuras actuaciones, que podrían beneficiar a más de 60.000 personas, surgen de la elección de propuestas presentadas a la II Convocatoria de Ayudas para actuaciones de Cooperación al Desarrollo de Agua y Saneamiento.

En este sentido, Canal Voluntarios, en colaboración con la Asociación Asamblea de Cooperación por la Paz, tiene previsto viajar a Guatemala para mejorar las condiciones de acceso al agua, así como medioambientales o socio-comunitarias, de 420 personas del caserío de Chinimá. Para ello, construirá un sistema de suministro de agua potable por gravedad mediante la captación en dos fuentes naturales y distribución en conexiones prediales.

Otro de los proyectos seleccionados es el que se desarrollará en Honduras, en colaboración con la Fundación Proclade, y que consiste en la instalación de una red de alcantarillado principal y estudio de la viabilidad de una laguna de oxidación donde tratar las aguas residuales de la comunidad El Porvenir, o estudio de alternativas más eficientes para la población.

Tanzania, Kenia y Guatemala, otras zonas en las que colaborar Los voluntarios tienen previsto viajar nuevamente a Tanzania, concretamente en la zona de Tegeruka, donde la población apenas tiene acceso al agua potable, alcanzando sólo al 27% el porcentaje de habitantes que cuentan con este acceso. En la actualidad, Tegeruka se abastece a través de seis pozos, de los cuales sólo uno está disponible durante todo el año, por lo que, en muchas ocasiones se los vecinos tienen que tomar el agua de charcas de uso compartido con el ganado, con el consiguiente riesgo para la salud. Además, las fuentes de agua se encuentra a distancias de entre 5 y 10 kilómetros.

Para mejorar esta situación, Canal Voluntarios, junto a la Asociación Flying Doctors, llevarán a cabo la perforación de dos pozos y la instalación de fuentes para los 720 habitantes de esta zona. Con ello, se pretende disminuir enfermedades hidrotransmisibles, especialmente en menores de 5 años, en esta zona.

Respecto al proyecto elegido para desarrollar en Kenia, en colaboración con las Agustinas Misioneras Provincia de Santa Mónica, este pretende abastecer de agua la escuela secundaria, situada en la misión católica de Ishiara, a la que asisten regularmente 320 chicas entre 15 y 20 años. Se trata de una zona ubicada en altura lo que imposibilita el acceso directo al agua, por lo que son las propias alumnas y profesoras las que tienen que cargar con el agua hasta la escuela.

Por este motivo, los miembros de Canal Voluntarios van a desarrollar un sistema de abastecimiento independiente y que sea gestionado por la propia escuela. Para ello, se contempla el suministro de agua a partir del río Thuci y la instalación de un sistema de potabilización y suministro para las necesidades de la escuela.

El último de los proyectos se desarrollará en el municipio guatemalteco de San Lucas Tolimán, gracias a la colaboración de la Asociación Solidaridad Internacional, donde existe un importante problema de acceso al agua potable domiciliaria y al saneamiento. Se construirá un modelo integral que garantice el agua y el saneamiento en tres comunidades de San Lucas Tolimán.

Obras ya concluidas en Argentina, Marruecos y Haití

De los proyectos seleccionados en la primera convocatoria de ayudas, Canal Voluntarios ha concluido ya los de Argentina, Marruecos y Haití. Así, en valle Fértil, Argentina, se han realizado las obras necesarias para ampliar el ámbito de actuación de un pozo perforado llevado a cabo en otro proyecto anterior. Con ello se ha dado servicio a otra comunidad limítrofe que no dispone de agua potable, lo que imposibilitaba su desarrollo y, sobre todo,

problemas de salubridad a la población. 

En Padiassou, Haití, se ha perforado un pozo e instaladado un sistema de depuración y tres fuentes de agua con grifos para su distribución. Con estas instalaciones se ha facilitado el acceso al agua potable a 499 alumnos de un centro educativo de la zona.

Finalmente, en Tatouine, Marruecos, y en colaboración con Madrid Rumbo al Sur, se han renovado las conducciones de distribución de agua desde la captación existente hasta un nuevo depósito principal. Además se han diferenciado los lugares de consumo de agua humano, animal y de lavado.

Comentarios