Europa se prepara frente a las catástrofes naturales

1
132
  • Europa se prepara frente catástrofes naturales
  • Investigadores financiados con fondos europeos han creado una herramienta que ayuda a evaluar el impacto de catástrofes naturales sobre las infraestructuras de transportes, a fin de salvar vidas y reducir el gasto.

Sobre la Entidad

CORDIS constituye el principal portal y repositorio público de la Comisión Europea para difundir información sobre todos los proyectos de investigación financiados por la Unión Europea.
132

La herramienta, desarrollada en el marco de la iniciativa INFRARISK —apoyada por la Unión Europea—, fue presentada en el congreso de clausura del proyecto, a finales de septiembre de 2016. En último término, con esta innovación se pretende ayudar a las autoridades legislativas y a los especialistas del sector a dar con modos de aumentar la resiliencia de puentes, carreteras y redes ferroviarias frente a fenómenos catastróficos como seísmos, inundaciones y corrimientos de tierras.

En el último decenio han sido más de ochenta mil las personas que han fallecido en Europa a consecuencia de catástrofes naturales. La puesta en práctica de planes de prevención y mitigación rigurosos ayudará a salvar vidas.

Los impulsores del proyecto han creado la herramienta de apoyo a las decisiones de INFRARISK (IDST) para ayudar a superar el reto correspondiente. Se trata de un programa informático desarrollado empleando información extraída a partir de estudios de casos relativos a redes ferroviarias y de carreteras de diversos lugares de Europa. En dichos estudios de casos se analizó de qué manera se habían dañado las infraestructuras de transportes y se efectuó una evaluación de las condiciones generales del transporte.

En el último decenio han sido más de ochenta mil las personas que han fallecido en Europa a consecuencia de catástrofes naturales

Seguidamente, el equipo compuso una serie de módulos donde se integró información referente a los peligros naturales, indicando sus efectos sobre infraestructuras. Un aspecto destacable es que estos módulos tienen en cuenta el efecto dominó propio de las catástrofes. Por ejemplo, un corrimiento de tierras determinado no solo paraliza redes de carreteras y ferrocarril; también aísla poblaciones enteras. Estos hechos desencadenan consecuencias económicas y repercuten en el modo en que tienen que organizarse los servicios de emergencias y los equipos de respuesta rápida.

La noción fundamental de IDST es que, para ser eficaz, la planificación de contingencias debe tener en cuenta el efecto dominó que provocan las catástrofes naturales imprevistas. Se deben tomar en consideración cuestiones económicas y también humanas. Aunque las catástrofes naturales son relativamente inusuales en Europa, cuando se producen, pueden causar un impacto inmenso en las infraestructuras. Así, las pérdidas económicas derivadas de las catástrofes naturales acaecidas en el último decenio se calculan en unos 95 000 millones de euros.

Asimismo, actualmente tan solo se destina a prevención el 4 % de los fondos gastados en Europa para responder a catástrofes naturales que afectan a las infraestructuras; todo lo demás se gasta en la respuesta inmediata, los servicios de emergencias y la reconstrucción. No obstante, si se informase a las autoridades de las consecuencias más probables de un terremoto en un tramo clave de una autovía, por ejemplo, aquellas podrían tomar decisiones en materia de construcción y seguros que contribuyesen a mitigar los perjuicios económicos y agilizasen sobremanera la recuperación de la región afectada por la catástrofe.

Los impulsores del proyecto INFRARISK también elaboraron una metodología para pruebas de fatiga que se puede emplear para simular las consecuencias posibles de peligros naturales concretos sobre otras redes de infraestructuras críticas, como pueda ser el tendido eléctrico. Han aplicado un enfoque integral a la evaluación de riesgos que tiene muy en cuenta la interdependencia entre distintos tipos de redes de infraestructuras, lo cual ayuda a las autoridades a contar con una visión mucho más completa a la hora de tomar decisiones de prevención de catástrofes. Por otro lado, desde el proyecto se organizaron actividades audiovisuales de formación destinadas a ingenieros y responsables de gestión de riesgos para enseñarles a usar la herramienta IDST y analizar los resultados de forma eficaz.

El prototipo de IDST se desarrolló teniendo en cuenta las infraestructuras actuales y también las futuras. En definitiva, los resultados tan positivos presentados en el congreso de clausura del proyecto demuestran que es posible definir los riesgos y puntos vulnerables de las redes de infraestructuras y dar con formas de ayudar a las autoridades a reducir al mínimo los riesgos planteados por los fenómenos naturales extremos.

Comentarios