La nueva depuradora de Epele evitará el vertido de 2.500 toneladas de residuos al año al río Deba

0
170

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.
  • Ramos durante la presentación.
  • El secretario de Estado ha entregado hoy la gestión de la EDAR, ejecutada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tras una inversión de 33 millones de euros, al Consorcio de Aguas de Gipuzkoa.
  • Ramos ha destacado “el compromiso del MAGRAMA con la mejora de la calidad de las aguas de nuestros ríos, avanzando en el cumplimiento de la Directiva Europea, y favoreciendo además un desarrollo más sostenible en la zona”.
  • Esta EDAR saneará la cuenca alta del río Deba beneficiando a los municipios de Eskoriatza, Aretxabaleta, Arrasate-Mondragón y Oñati, con una población de unos 85.000 habitantes.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha entregado la gestión de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Epele (Gipuzkoa) al Consorcio de Aguas de Gipuzkoa, una importante infraestructura hidráulica ejecutada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) tras una inversión de 33 millones de euros cofinanciada con fondos europeos, y que evitará “el vertido directo al río Deba de 2.500 toneladas anuales de residuos”, ha destacado Ramos.

El Consorcio de Aguas de Gipuzkoa se hará cargo de la explotación integral, el mantenimiento y la conservación de la EDAR, así como la estación de bombeo de Oñati y la conducción de impulsión entre ambas.

El Consorcio de Aguas de Gipuzkoa se hará cargo de la explotación integral, el mantenimiento y la conservación de la EDAR.

Ramos ha estado acompañado en este acto por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo; por el viceconsejero de Medio Ambiente del Gobierno vasco, Josean Galera; por el diputado foral de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, Iñaki Errazkín; por el presidente del Consorcio de Aguas de Gipuzkoa y alcalde de Azpeitia, Eneko Etxeberria, así como por el resto de regidores de los municipios beneficiados por la EDAR; por la directora general de Agua del MAGRAMA, Liana Ardiles; y por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Ramón Álvarez Maqueda, entre otras autoridades.

El secretario de Estado ha recordado que el río Deba era, hasta hace no mucho, el cauce fluvial más contaminado de la provincia de Gipuzkoa, “por lo que la puesta en marcha de estas instalaciones adquiere especial relevancia”. No en vano, la construcción de la EDAR de Epele junto con la de Apraitz y la de Mekolalde, “gracias al máximo consenso entre todas las administraciones y agentes implicados, ha permitido corregir esta situación”, ha remarcado Ramos.

Municipios beneficiados y compromiso con la depuración

La estación depuradora de Epele saneará la cuenca alta del río Deba, beneficiando a los municipios de Eskoriatza, Aretxabaleta, Arrasate-Mondragón y Oñati, con una población aproximada de 85.000 habitantes.

 La entrega de la EDAR, tras superar el periodo de pruebas cumpliendo con los requisitos de calidad exigidos al agua depurada, es una muestra más “del compromiso del MAGRAMA con la mejora de la calidad de las aguas de nuestros ríos, avanzando en el cumplimiento de la Directiva Europea, y trabajando para llegar a la plena depuración”, ha señalado Ramos.

“El objetivo de lograr la depuración del 100% de las aguas residuales –ha proseguido el secretario de Estado– se consigue no solo priorizando las inversiones destinadas a mejorar los sistemas de depuración, sino también incrementando el control de los vertidos y el seguimiento continuo de las masas de agua”.

Federico Ramos ha asegurado que las aguas y los ríos más limpios tienen efectos medioambientales directos en cuanto a la mejora y recuperación de los ecosistemas, “pero también contribuyen al desarrollo económico y social de estas zonas, favorece el acercamiento de los ciudadanos a dichos espacios para su disfrute y la implantación en ellos de actividades más limpias”.

El río Deba era, hasta hace no mucho, el cauce fluvial más contaminado de la provincia de Gipuzkoa.

“Un río limpio es sinónimo de bienestar y de calidad medioambiental, y estas actuaciones contribuyen y se integran en nuestro objetivo de trabajar con todos hacia un modelo de crecimiento económico más verde, hacia un desarrollo más sostenible, y hacia la creación de empleo”, ha concluido.

La EDAR de Epele dispone de pretratamiento, tratamiento primario, tratamiento biológico para la eliminación de carbono, nitrógeno y fósforo, y una línea de tratamiento de fangos, con instalaciones de desodorización.

Depuradora de Lamiaren

A la depuradora de Epele se sumará, próximamente, la nueva EDAR de Lamiaren (en Bermeo y Mundaka), destinada a mejorar el saneamiento o de un lugar tan emblemático como la ría de Urdaibai, Reserva de la Biosfera

El MAGRAMA ya ha invertido en esta estación depuradora más de 17 millones de euros, en torno a un 70% de la inversión prevista, y los trabajos que ejecuta el Ministerio avanzan a buen ritmo.

Comentarios