Luis Carlos Albalá: "Si el PSOE está buscando responsables sobre Vuelta Ostrera, que mire a Cristina Narbona"

0
49

Sobre la Entidad

El Partido Popular de Cantabria es la principal organización política de nuestra región. Con presencia en la práctica totalidad de los municipios de Cantabria, con mayorías de gobierno en muchos de ellos, -destacando la propia capital, Santander-,...
  • Luis Carlos Albalá.
  • El diputado regional del PP considera que el auto del Tribunal Supremo sobre la estación depuradora debería producir satisfacción en todos los cántabros.

El diputado del Partido Popular en el Parlamento de Cantabria, Luis Carlos Albalá, ha manifestado que si el PSOE está buscando responsables sobre Vuelta Ostrera, que mire a su compañera de partido Cristina Narbona, ya que, según ha recordado, fue ella quien en el año 1995, siendo Secretaria de Estado de Medio Ambiente, decidió ubicar la depuradora en el emplazamiento por el que diez años más tarde fue declarada ilegal.

Luis Carlos Albalá ha respondido de este modo a las manifestaciones efectuadas por el diputado regional del PSOE responsabilizando al actual presidente de Cantabria de causar un quebranto económico a la comunidad autónoma tras la decisión del Tribunal Supremo (TS) de ejecutar dentro de siete años la sentencia de derribo que pesa desde 2005 sobre esta Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), y acusando al Partido Popular de generar el problema.

Para el diputado, derribar Vuelta Ostrera, ahora o cuando se produjo la sentencia en 2005, hubiese sido un desastre.

"Que Palacio mire a su compañera del PSOE Cristina Narbona y no al Gobierno regional, porque el Ejecutivo autonómico nunca tomó la decisión de implantar la depuradora en el lugar en el que está, sino que esa decisión la tomó la Confederación Hidrográfica del Norte", ha sentenciado Albalá, para quien las manifestaciones del PSOE están cargadas de "mentiras y cobardía", "como siempre que un tema les quema en las manos".

Y para demostrarlo, según ha dicho, basta recordar que el proyecto de la EDAR de Vuelta Ostrera data del año 1994, gobernando en España el PSOE de Felipe González con Cristina Narbona como Secretaria de Estado de Medio Ambiente; "dos años después, además, de que el actual presidente regional, Ignacio Diego, abandonase su cargo como director regional de Medio Ambiente, cargo que ocupó de diciembre de 1991 hasta septiembre de 1992", según ha querido precisar Albalá a Palacio, a quien ha exigido "más rigor" en sus afirmaciones.

"La aprobación del proyecto y del emplazamiento de la depuradora se produjo en el año 1996, también con Cristina Narbona como secretaria de Estado, y los gobiernos del Partido Popular continuaron con la tramitación y la ejecución de la obra, que fue finalizada e inaugurada en agosto de 2005 precisamente por Narbona, ya como Ministra de Medio Ambiente", ha repasado Albalá, quien considera que "eludir, como hace Palacio, la participación de los gobiernos del PSOE, desde el de Felipe González hasta el de José Luis Rodríguez Zapatero, en este asunto, resulta una cobardía".

El parlamentario del PP considera que cuando Miguel Ángel Palacio dice que Ignacio Diego ha perdido el pleito de Vuelta Ostrera, no hace sino demostrar la "oposición desleal" hacia los intereses de Cantabria que el PSOE viene practicando en esta última etapa, puesto que para Albalá el último auto del Tribunal Supremo sobre Vuelta Ostrera no puede ser interpretado más que con "satisfacción" por todos los cántabros, ya que "prolonga la vida útil de la depuradora siete años más".

Y es que, para el diputado del Partido Popular, "derribar Vuelta Ostrera, ahora o cuando se produjo la sentencia en el año 2005, hubiese sido un desastre desde el punto de vista económico y ecológico, puesto que esta EDAR presta un servicio medioambiental absolutamente indispensable para la protección ecológica de la Ría de San Martín y de toda la cuenca del Saja-Besaya".

"El auto que ahora se produce reconoce implícitamente esta circunstancia y por eso alarga la vida útil de la EDAR, al menos, hasta el año 2020, cuando hablaremos de derribar una instalación prácticamente amortizada. Y esto es algo que debería causar satisfacción a cualquier cántabro de buena fe", ha opinado Albalá para concluir.

Comentarios