La nueva potabilizadora del municipio soriano de Molinos de Duero beneficiará a una población equivalente de 1.230 habitantes

0
32
32
  • Molinos de Duero.

La nueva Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de la localidad soriana de Molinos de Duero beneficiará a una población equivalente de 1.230 habitantes y estará en funcionamiento en el próximo ejercicio, teniendo en cuenta que el plazo de ejecución es de doce meses, si bien se prevé que pueda estar construida antes del verano de 2014.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, el presidente de la Diputación de Soria, Antonio Pardo, y el alcalde de Molinos de Duero, Miguel Bonilla, han presentado este lunes el proyecto de abastecimiento de aguas de Molinos de Duero que permitirá mejorar la calidad de las aguas y solucionar los problemas de abastecimiento de agua en el período estival y en épocas de sequía.

Silván ha destacado que el modelo que se ha aplicado en el municipio pinariego "es el que se está siguiendo en otros puntos de la Comunidad", de la misma manera que ha reconocido que "se ha tardado" en dar respuesta al problema de Molinos de Duero, aunque "después de muchas conversaciones se ha puesto coto a esta situación bajo el marco de la colaboración y la suma de voluntades y recursos para trabajar conjuntamente".

La nueva ETAP solucionará los problemas de abastecimiento que se producen durante los meses del verano

La nueva ETAP de Molinos de Duero atenderá la demanda de abastecimiento de agua más regular y de mejor calidad en la localidad, lo que solucionará los problemas de abastecimiento que se producen durante los meses del verano.

Esta situación hasta ahora se solventaba mediante el servicio con camiones cisterna gestionados por la Diputación de Soria, tal y como ha recordado su presidente, Antonio Pardo, y subvencionados al 50 por ciento por la Junta de Castilla y León dentro del acuerdo de colaboración para garantizar el abastecimiento y depuración de aguas en Castilla y León.

En este sentido, Pardo ha resaltado que "se ha optado por el proyecto más realista para atajar los problemas de agua de Molinos de Duero" y ha confiado en que la potabilizadora "ya esté en el primer semestre de 2014".

La nueva infraestructura atenderá a una población equivalente de 1.230 habitantes equivalentes (agrega la población residencial con la componente industrial y ganadera del municipio).

La inversión global asciende a 575.000 euros, de los que el Ayuntamiento de Molinos de Duero aporta 15.000 euros, la Diputación Provincial de Soria hasta 135.000 euros y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente la inversión restante.

Mediante el acuerdo de colaboración, la Junta velará por el buen fin de la obra, la ejecución y recepción de la misma, la Diputación Provincial de Soria prestará su conformidad al proyecto, y el Ayuntamiento de Molinos de Duero pondrá a disposición los terrenos, obtendrá la concesión del aprovechamiento de aguas, aprobará el proyecto, ajustará la ordenanza fiscal al precio real de coste del servicio y pagará la tarifa como contraprestación al caudal potabilizado que resarcirá los gastos de explotación, conservación, amortización, reposición de instalaciones y mantenimiento de la infraestructura.

Sobre el mantenimiento, el consejero de Fomento ha puntualizado que "el convenio firmado hoy es un punto y seguido a la conservación de esta infraestructura" que es competencia del Ayuntamiento.

Por su parte, el alcalde de Molinos de Duero, Miguel Bonilla, ha asegurado que la nueva potabilizadora no supondrá un incremento en los recibos de los vecinos, ya que "se ha calculado y ya está en el valor real, por lo que se mantendrá la tasa de agua".

Características de la obra

Para la ejecución de la obra, se tomará agua del río Duero a su paso por la localidad y se contemplan elementos de control del agua captada mediante la instalación de una arqueta de recepción de agua bruta que, mediante bombeo, se transporta a un edificio en el que se alojan los equipos de potabilización formados por dos filtros multicapa y multietapa instalados en serie.

Posteriormente, el agua tratada pasa a un depósito de almacenamiento situado en el mismo edificio desde el que se impulsa el agua a través de una conducción de PLT de 90 milímetros de ancho y 250 metros hasta un nuevo depósito de 250 metros cúbicos de capacidad que funcionará como depósito de cola.

La actuación se completa con la mejora de la red de abastecimiento de Molinos de Duero.

Comentarios