Las 59 depuradoras de la cuenca del Ter sanean las aguas residuales de 405.000 habitantes

0
85

Sobre la Entidad

Agencia Catalana del Agua
Agencia Catalana del Agua, empresa pública de la Generalitat de Cataluña encargada de su administración hidrálica que actúa como organismo de sus cuencas internas.
  • EDARs en servicio en la cuenca del Ter.
  • La primera estación depuradora de aguas residuales de la cuenca (Seva, en Osona) entró en servicio en 1980.
  • Durante el 2013, la ACA ha puesto en servicio 3 sistemas de saneamiento (Cuarto, Fontrubí a Camprodon y Vilallonga de Ter), además de las conexiones de Fornells de la Selva, Sant Sadurní de l'Heura y Casavells depuradoras ya existentes.
  • Esto ha provocado, de manera progresiva, la mejora cualitativa de la cuenca, la recuperación de algunas comunidades biológicas y la reducción del nitrógeno y del fósforo en el agua del río.

La cuenca del Ter dispone actualmente de 59 depuradoras y un pretratamiento, repartidas en 7 comarcas, que tratan un caudal de aguas residuales de 117.000 m3/ día, que representa el saneamiento de 405.000 habitantes (94% de la población). Desde la entrada en funcionamiento de la primera estación depuradora de aguas residuales en 1980 (planta de Seva), la evolución del saneamiento en la cuenca del Ter ha sido la siguiente:

Al mismo tiempo la Agencia ha llevado a cabo, en la medida en que los diferentes sistemas de saneamiento lo han requerido, las ampliaciones y mejoras oportunas en los últimos años. Así, desde el año 1997, en que se amplió la depuradora de Banyoles, se han llevado a cabo 4 ampliaciones más (Folgueroles, Girona, Manlleu y Vic).

Durante el 2013, la ACA ha activado 3 sistemas de saneamiento en la cuenca (Quart, Fontrubí a Camprodon y Vilallonga de Ter) y también se ha conectado los núcleos de Fornells de la Selva en el sistema de la depuradora de Girona y Sant Sadurní de la Hiedra y Casavells (término municipal de Corçà) al sistema de la depuradora de la Bisbal.

Evolución cualitativa

Todas estas actuaciones desarrolladas en los últimos 35 años en materia de saneamiento han supuesto la mejora cualitativa de la cuenca, la recuperación de algunas comunidades biológicas (macroinvertebrados y diatomeas) y la reducción del nitrógeno y del fósforo en un porcentaje muy significativo, que ha permitido mejorar el estado ecológico y cualitativo de las masas de agua de la cuenca.

Comentarios