Ródenas afirma que la desalación a gran escala no es la solución a la sobreexplotación de los acuíferos

0
339
339

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Miguel Ángel Ródenas, ha manifestado hoy que “la desalación no es la solución para la sobreexplotación de los acuíferos, el mayor problema ambiental de la Cuenca del Segura”.

Ródenas, que ha realizado estas declaraciones durante la clausura del ‘IV Congreso Internacional sobre Tecnología de la Intrusión de Agua de mar en Acuíferos costeros (TIAC’12) - III Simposio Internacional sobre Acuíferos costeros yDesaladoras’, celebrado en Alicante, y que ha reunido a más de un centenar de expertos en acuíferos costeros y aprovechamiento del agua para debatir proyectos que combatan la escasez de agua y la salinización de los acuíferos.

Ródenas ha resaltado que “sólo un gran pacto nacional y el refuerzo de la autoridad del Estado en políticas hidrológicas pueden garantizar una efectiva solidaridad en el reparto de los recursos hídricos”.

“La salinización del agua procedente de pozos es un grave consecuencia de la sobreexplotación de los acuíferos subterráneos en la Cuenca del Segura”, ha explicado Ródenas. “Frente a este problema, el anterior Gobierno estatal planteó un programa de desaladoras que no fue planificado sino decretado”, ha señalado el presidente de la CHS, “lo que ha resultado un gran error, pues ha convertido a las plantas desaladoras no en una solución sino en un nuevo problema”.

“Las desaladoras se vendieron como paradigma para la independencia hídrica, pero exigen un enorme gasto de energía, lo que además supone un excesivo gasto económico, y las actuales circunstancias de España no permiten hacer frente a estos gastos”, ha expuesto Ródenas.

Solidaridad nacional

El presidente de la Confederación ha recalcado que “la única solución posible para los problemas de escasez de agua pasa por un refuerzo de la autoridad del Estado en las políticas hídricas y por la puesta en marcha de un gran pacto nacional que garantice la solidaridad entre todos los territorios”.

Mientras, ha finalizado Ródenas, “debemos seguir gestionando la Cuenca del Segura con eficiencia para aprovechar al máximo todos los recursos con los que contamos, tanto con la reutilización como con el ahorro y el control riguroso del curso del agua”.
 

Comentarios