ABAQUA comienza las obras de reforma de la desaladora de Formentera que permitirán garantizar la calidad del agua para este verano

0
307
307
  • Desaladora de Formentera
  • La desaladora de Formentera, que se construyó en 1995, es la única fuente de suministro de agua potable de la isla. 
  • La ejecución de la primera fase de la reforma de la planta desaladora ha sido adjudicada a la empresa CADAGUA, SA, por un importe de 1.219.017 euros (sin IVA).

(Caib) El conseller balear de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, ha visitado esta semana las obras de la primera fase del proyecto de reforma de la desaladora de Formentera que gestiona la Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental (ABAQUA). En la visita, el conseller estuvo acompañado del delegado del Govern en la isla, José Manuel Alcaraz, y del director de ABAQUA, Jaume Ferriol.

Las obras, que comenzaron el día 5 de abril y se prevé que se alarguen seis meses, permitirán que se pueda atender la demanda durante la temporada turística de este año y garantizarán la calidad del agua para el consumo humano, evitando así los problemas que ha habido en los últimos años. La ejecución de la primera fase de la reforma de la planta desaladora ha sido adjudicada a la empresa CADAGUA, SA, por un importe de 1.219.017 euros (sin IVA).

Las principales actuaciones que se llevan a cabo en esta primera fase se centran en buena parte a mejorar el estado de los bastidores, el deterioro actual es la causa principal de la elevada cantidad de cloruros y de boro. Por ello, se sustituirá completamente un bastidor; se compondrá uno nuevo con membranas de fibra hueca y tubos en buen estado recuperados, y se sustituirán todas las membranas enrolladas en espiral de la línea 3. Las otras obras de la primera fase de la reforma de la desaladora son la apertura de un pozo nuevo de captación de agua salada, la reparación completa de las bombas y las turbinas de las líneas 2 y 3, la reconstrucción del estructura de la nave, y la sustitución de la cubierta, que está gravemente deteriorada.

La desaladora de Formentera, que se construyó en 1995, es la única fuente de suministro de agua potable de la isla. Actualmente dispone de tres líneas de producción de agua desalada y, aunque su capacidad nominal sea de 4.000 m3/día, realmente produce alrededor de 3.000, como consecuencia del deterioro y el envejecimiento de algunos de sus equipos.

Tras esta primera fase de reforma se prevé otra, de más ambiciosa, para el año que viene, que implicará la reforma total de la planta y permitirá un incremento de la capacidad de suministro de 1.000 m3/día para garantizar el suministro de agua de calidad a todos los ciudadanos y turistas de la isla. 

Comentarios