El MAE supervisa la implementación de medidas de prevención de derrames

0
25
25
  • El MAE supervisa las medidas que garanticen la no repetición de estos eventos.

(MAE) Tras el derrame de crudo ocurrido el pasado 31 de mayo, a causa de un deslave que provocó la rotura del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), el Ministerio del Ambiente (MAE) ha coordinado y monitoreado con la E.P. Petroecuador, las acciones de contingencia y reparación ambiental.

El MAE y EP Petroecuador realizaron un muestreo de crudo en agua, vegetación y sedimentos en las zonas donde se dispersó el hidrocarburo. Esta acción permitirá medir cuánto petróleo y en qué condiciones se encuentran los diferentes elementos expuestos a su paso.

Asimismo, se desarrollan asambleas periódicas en las zonas afectadas para socializar el plan de restauración integral que incluyen acciones de remediación, compensación e indemnización.

También se ejecuta la valoración del daño ambiental causado por el derrame y se supervisan las acciones contempladas en el Plan de Contingencia.

El MAE, como principal rector ambiental, supervisará las medidas que garanticen la no repetición de estos eventos.

Un equipo técnico del MAE explicó al comité y a la comunidad el método de supervisión, validación y aprobación de las acciones que deben ser ejecutadas por la operadora EP Petroecuador.

Antecedentes

Un deslave ocasionó el derrame de crudo pesado en el kilómetro 82 de la tubería 26 del Oleoducto Transecuatoriano, SOTE, 200 metros antes de la parroquia “El Reventador”, Cantón Gonzalo Pizarro, provincia de Sucumbíos, informó esta mañana EP Petroecuador.

De manera inmediata, el Ministerio del Ambiente (MAE), a través de la Subsecretaría de Calidad Ambiental y el Programa de Reparación Ambiental y Social (PRAS), movilizó un equipo técnico especializado a la zona del percance para activar su contingente y de esta forma controlar y vigilar el impacto ambiental que este evento pueda suscitar.

Comentarios