No hay evidencia de que mancha de petróleo llegará a Perú ni a Brasil

0
53
53
  • Río Napo (Wikipedia).
  • Los ocho miembros de la comisión interinstitucional hicieron el sobrevuelo a 1000 pies de altura. Partieron desde El Coca (Ecuador), y sobrevolaron los Ríos Napo hasta la zona fronteriza, Curaray en Perú, y llegaron hasta Tabatinga, Brasil.
  • La comisión concluyó que “a partir de la observación aérea se pueden descartar contaminación de crudo en territorio peruano y brasileño”. En el recorrido tampoco se vieron aguas oleosas o vegetación pigmentada con petróleo.
  • Durante los cinco días que duró el recorrido se tomaron seis muestras de agua que serán analizadas en laboratorios.

(MAE) Ayer se cumplieron 18 días de la rotura del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) que ocasionó el derrame de petróleo en la Amazonía, y los técnicos de Calidad Ambiental y del Programa de Reparación Ambiental y Social (PRAS) del Ministerio del Ambiente continúan con las labores de supervisión de las acciones realizadas por la E.P. Petroecuador frente al desastre.

El monitoreo incluyó un sobrevuelo que se llevó a cabo entre el 11 y 15 de junio. La observación estuvo a cargo de una comisión conformada por funcionarios del Ministerio del Ambiente, Fiscalía de Sucumbíos, EP. Petroecuador y de los expertos en este tipo de eventos de la empresa Oil Spill Response. El recorrido abarcó una extensión de 531 millas a lo largo del Río Napo, en Ecuador, hasta la Cuenca del Amazonas, en Brasil.

Los ocho miembros de la comisión hicieron el sobrevuelo a 1.000 pies de altura (ca. 305 msnm) en un helicóptero MI de la Aviación del Ejército. Partieron desde El Coca (Ecuador) y sobrevolaron el Río Napo hasta llegar a Tiputini. Después, siguiendo el recorrido del Río Napo, sobrevolaron el Río Curaray en territorio peruano y finalmente llegaron hasta Tabatinga, Brasil.

El objetivo del viaje fue evaluar la magnitud del derrame de crudo y su extensión, por las denuncias emitidas días atrás que aseguraban que la mancha de petróleo había llegado a Perú e incluso a Brasil, y debido a que esta información debía ser incluida en la evaluación y valoración del daño ambiental producidos.

A partir de la observación aérea se puede descartar contaminación de crudo en territorio peruano y brasileño.

La comisión concluyó que “a partir de la observación aérea se puede descartar contaminación de crudo en territorio peruano y brasileño”. En el recorrido, no se evidenció la presencia de aguas oleosas o vegetación pigmentada con petróleo; tampoco se detectó petróleo en Cabo Pantoja, asentamiento humano peruano ubicado junto al Río Napo, cerca a la frontera ecuatoriana. Esta observación coincide con la versión con los informes emitidos por la Capitanía de puerto de Nuevo Rocafuerte (Ecuador) que aseguraban que la mancha de petróleo no llegó hasta allá.

Durante los cinco días que duró el recorrido, se tomaron seis muestras de agua, tres en comunidades cercanas a la base militar peruana de Curaray, una en la unión del río Curaray, otra en el punto en el que el rio Napo (Marañón) desemboca en el Amazonas, y otra a 100 metros de Cabo Pantoja.

Las muestras fueron transportadas en cadena de custodia hasta los laboratorios de Petroecuador y LABCESTTA para realizar análisis de hidrocarburos totales de petróleo (HTP por sus siglas en inglés).

Paralelamente, el MAE prepara a PetroEcuador para trabajar conjuntamente en la valoración del daño ambiental del siniestro, con el fin de establecer las acciones de indemnización, definir las acciones de compensación necesarias, y plantear el programa de remediación de las zonas afectadas.

Comentarios