El desastre que Chevron causó en la Amazonía ecuatoriana fue superior al de British Petroleum y Exxon Valdez

0
440
440

Personalidades

  • Región ecuatoriana del Amazonas (Wikipedia).

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha señalado que el daño ambiental causado por la empresa petrolera estadounidense Chevron en la Amazonía ecuatoriana es muy superior a los desastres causados por British Petroleum y el del 'Exxon Valdez' en el Golfo de México (2010) y Alaska (1989), respectivamente.

"El desastre natural es cinco o seis veces superior al derrame del petróleo de British Petroleum en el Golfo de México y 30 veces superior al derrame de 'Exxon Valdez' en Alaska", ha subrayado en una entrevista concedida al Colegio de Periodistas de Chile.

El mandatario ha señalado que Chevron trata de corromper a los jueces de Ecuador y ha destacado que la multinacional es la culpable de la contaminación ambiental en la Amazonía, debido a las operaciones de Texaco, una filial de Chevron actualmente, que se dieron entre los años setenta y los noventa.

Correa ha señalado que Chevron trata de corromper a los jueces de Ecuador.

"Usted puede ir a pozos, a lagunas donde solo estuvo (operando) Chevron, usted mete la mano y saca el petróleo", ha destacado Correa, y ha señalado que "en base a sus dólares, quieren posicionar mentiras", aunque "destrozó la selva amazónica", según el diario del Gobierno 'El Ciudadano'.

Correa ha explicado que la multinacional se ha pasado una década intentando que se les juzgara en Ecuador, pero que "como perdieron se han dedicado a decir todo lo contrario".

Caso Chevron

El caso se remonta a la década de 1990, cuando los habitantes del lago Agrio denunciaron a Texaco, adquirida por Chevron en 2001, por contaminar la selva y sus acuíferos con cientos de vertidos de deshechos entre 1964 y 1992, provocando daños en cosechas y en la salud pública, incluidas muertes por cáncer.

Chevron, por su parte, sostiene que los pozos donde se realizaron los vertidos de deshechos fueron limpiados y que sus actividades no son responsables de ninguno de los daños causados al medioambiente y a la salud pública.

En el primer asalto judicial, un tribunal ecuatoriano condenó en 2011 a la empresa estadounidense a pagar 18.200 millones de dólares (13.732 millones de euros) que, debido a su negativa a hacerlo, han ascendido a 19.000 millones de dólares (14.335 millones de euros).

Chevron, que ya no tiene intereses en Ecuador, ha llevado a cabo una ardua tarea para evitar el pago. En febrero de 2011, presentó una denuncia ante un tribunal federal de Nueva York contra los demandantes y sus abogados, argumentando que el veredicto se obtuvo mediante fraude.

Además, en marzo de 2012 trasladó el caso al Tribunal Permanente de Arbitraje (TPA), con sede en La Haya, que se declaró competente argumentando que Ecuador no respetó el tratado bilateral sobre protección de inversiones.

Comentarios