Ecuador prioriza la gestión del cambio climático

0
72

Sobre la Entidad

El Ministerio del Ambiente es la autoridad ambiental del Ecuador, que ejerce el rol rector de la gestión ambiental.

Personalidades

El gobierno del Ecuador, por primera vez en la historia del país, prioriza la gestión del cambio climático y fortalece su institucionalidad y marco legal. Desde que en el 2009, el Presidente de la República, Rafael Correa, declaró como política de Estado a este fenómeno.

Por esta razón, el Ministerio del Ambiente (MAE) impulsa procesos de mitigación y adaptación, que promuevan el cambio de matriz energética y productiva del país y fomenten el desarrollo sostenible. Asimismo, trabaja en políticas, planes y estrategias para promover la conservación de los recursos y el cambio de actitud de la población.

Así lo señaló, el pasado 14 de diciembre, Eduardo Noboa, Subsecretario de Cambio Climático del MAE, compartió junto a otros invitados un espacio de debate en el programa Controversia de Radio Quito, en el que se analizaron los grandes desafíos del Ecuador frente al fenómeno del cambio climático.

Noboa explicó los avances del Gobierno Nacional en cuanto a lo que se refiere a cambio climático y expuso el marco regulatorio que establece a la mitigación y adaptación al cambio climático, como una política de estado. Además, aseguró que el cambio climático es un “tema transversal”, que afecta a todos los sectores (energía, agricultura, agua, riesgos, entre otros). Es por esto que existe un Comité Interinstitucional de Cambio Climático (CICC), ente presidido por esta Cartera de Estado, en donde se transversalizan las políticas de cambio climático.

Sobre ese tema, manifestó el avance en los programas de adaptación al cambio climático en las zonas rurales con recuperación de tecnologías endógenas para el manejo del agua, el fortalecimiento de la seguridad alimentaria y de las capacidades de las poblaciones más vulnerables, a través de información a las poblaciones afectadas en las que se encuentran alrededor de 2 millones de personas.

El aporte del Ecuador en emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) es de alrededor del 0,08% con relación al mundo, e indica que la prioridad no es la mitigación sino la adaptación. Sin embargo, aseguró que el país trabaja en el cambio de matriz energética con la construcción de hidroeléctricas de flujo continuo que no tienen represa, no generan metano y reducen emisiones de CO2 por sustitución de tecnologías.

De igual manera, el MAE prioriza el trabajo con temas hídricos, al ser el agua la columna vertebral en la adaptación al cambio climático. “El agua genera energía, ayuda en los procesos productivos de agricultura asegurando la alimentación, el consumo y conservación de ecosistemas (relacionados íntimamente al agua)”, afirmó Noboa.

Para ello, se están determinando las cuencas hidrográficas más importantes del Ecuador, con el fin de trabajar en zonas vulnerables con la aplicación de planes y medidas de adaptación, a través del fortalecimiento de capacidades de las comunidades, con procesos de información tendientes a mejorar sus sistemas agro-productivos y lograr un manejo eficiente del recurso hídrico.

Resultados COP19

Finalmente, el Titular de la Subsecretaría de Cambio Climático, explicó los resultados obtenidos en la Conferencia de las Partes de Cambio Climático, que se realizó en Varsovia, Polonia, y en la que el MAE participó activamente.

En este espacio geopolítico de negociación ambiental, se obtuvieron resultados positivos como los arreglos institucionales para desarrollar un mecanismo de reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal, el mecanismo REDD. “Ahora se formalizan mecanismos de compensación lo cual es muy importante para el Ecuador porque en el MAE tenemos muy avanzada la preparación delmecanismo REDD”, afirmó Noboa.

Otro punto que se trató fue la creación de un mecanismo de pérdidas y daños (efectos de los eventos climáticos extremos), que permitirá la coordinación entre entidades para viabilizar recursos que solventen estos problemas. Sin embargo, indicó que aún no está claro de dónde vendrán los fondos de financiamiento. “En 2020 se movilizarán 100.000 millones de dólares al año para que los países en desarrollo puedan fortalecer sus capacidades y para procesos de transferencia y desarrollo de tecnología”.

“Los años 2014 y 2015 serán años claves del cambio climático en cuanto a un acuerdo global. Al final debemos entender que en éstos espacios no se está negociando cambio climático, se negocia el cambio de un modelo mundial de desarrollo en el cual debemos reducir la dependencia de los hidrocarburos. Comenzar a adaptarnos a los cambios, a transferir tecnologías y movilizar recursos para otros rubros”, aseveró Noboa.

Comentarios