Federico Ramos: "El precio del agua tiene que actualizarse para adaptarse a los costes"

0
761
761
  • Federico Ramos destaca la importancia de la participación de la empresa en el 'nuevo modelo'
  • “Nos hemos gastado 2.400 millones en plantas desaladoras que sólo producen a un 10% de su capacidad real”
  • “El precio del agua, no de una manera inmediata, tiene que actualizarse para adaptarse a los costes”
  • Ramos cree necesaria la creación de un administrador que gestione “la red nacional del agua bajo el principio de autosuficiencia para evitar riesgos como ha ocurrido con el déficit de tarifa en el sector eléctrico"
  • El Gobierno prepara la creación de un regulador “que dé seguridad al inversor privado en el área de abastecimiento y depuración"
  • “La incorporación de las empresas es clave”

Federico Ramos, Secretario de Estado de Medio Ambiente, ha concedido una entrevista al diario Expansión en la que ha comentado la intención del Gobierno de reformar la legislación del agua y así instaurar un nuevo modelo de la gestión del agua. “Nos hemos gastado 2.400 millones en plantas desaladoras que sólo producen un 10% de su capacidad real”

Tras las diferentes reuniones informales mantenidas con expertos y empresas del sector, el Secretario de Estado afirma que “Existe una coincidencia en que hay que cambiar el modelo”.

En la entrevista comenta que los cambios que se introducirán en el Texto Refundido de la Ley de Aguas pasan por la creación de dos figuras: un ente administrador del sistema equivalente a Adif o REE y un supervisor del mercado del agua.

Respecto al administrador, es inevitable abordar la política de costes del agua de la que Federico Ramos subrayaba lo siguiente: “El precio del agua, no de una manera inmediata, tiene que actualizarse para adaptarse a los costes”. La nueva entidad reguladora del mercado del agua nacerá con la función de gestionar la red “bajo el principio de autosuficiencia para evitar riesgos como ha ocurrido con el déficit de tarifa en el sector eléctrico”.

Según la información ofrecida en el citado diario, esta nueva entidad reguladora podría crearse mediante dos modelos: una comisión participada por las Confederaciones o a través de la constitución de una sociedad gestora a la que los organismos de cuenca deberían ceder sus competencias en la materia

Respecto a la creación de un ente regulador, equivalente a la CMT o a la CNE, su objetivo principal es que “dé seguridad al inversor privado en el área de abastecimiento y depuración, sin distorsiones tarifarias que alteren su plan de negocio”.

La hoja de la ruta del cambio

La entrevista en el diario “Expansión” recoge los puntos por los que debe pasar la hoja de ruta del cambio:

  • El punto de partida. “Se ha gastado mucho dinero y se ha planificado poco. El resultado es una planta de infraestructuras que no se ha integrado en el sistema”.
  • El coste de la desalación. “Hemos invertido 2.400 millones de euros en nueva planta desaladora que se encuentra, de media, a un 10% de capacidad real de producción, con un coste de mantenimiento elevado que no justifica su funcionamiento”
  • La reforma. En el próximo cuatrimestre se pondrá en marcha la reforma que se articulará en torno a las modificaciones del actual texto refundido de la ley de aguas. El objetivo es que los cambios entren en vigor antes de que finalice la legislatura.
  • El administrador. Para garantizar la unidad de la red, el Gobierno se plantea la creación de una administrador equivalente al Adif en ferrocarriles.
  • El supervisor. La otra pieza fundamental de la reforma es la creación de un regulador “que dé seguridad al inversor privado en el área de abastecimiento y depuración, sin distorsiones tarifarias que alteren su plan de negocio”.
  • Tarifas y precios del agua. El precio del agua, no de una manera inmediata, tiene que actualizarse para adaptarse a los costes”, subraya el responsable público.
  • Inversiones. Sólo en depuración, se calcula que España necesita unos 10.000 millones de euros para construir 700 nuevas instalaciones.
  • Interés del sector privado. “La incorporación de las empresas es clave”, según Ramos. “Hemos detectado interés por invertir en agua, pero sólo si se ponen garantías de que se va a cobrar en función de los costes reales, sin cambios sorpresivos” 

Comentarios