Entrevista exclusiva a Arias Cañete (II): "La planificación hidrológica ha pesado muchas veces en el mapa político"

0
271

Sobre la Entidad

Continuamos con la segunda parte de la entrevista exclusiva al ministro Arias Cañete tras la publicación de una primera parte relativa a a planificación hidrológica y la calidad de las aguas.

En esta ocasión, el ministro habla sobre la administración, la política y la legislación en materia hídrica.

P.- ¿Qué opina sobre la administración del agua en España, cree que está bien organizada?

En materia de agua queremos estar a la vanguardia de la Unión Europea

R.- El agua en España es un bien escaso que, además, está distribuido de manera muy irregular, lo que implica que nunca haya sido fácil hacer políticas relacionadas con el agua, y menos cuando muchos grupos se han empeñado a enfrentar unas comunidades autónomas con otras en lugar de buscar soluciones de consenso.

España se plantea importantes retos en materia de gobernanza, para mejorar nuestro sistema de gestión y profundizar en la aplicación de la legislación europea en materia de agua, siguiendo la senda marcada por la Comisión Europea en su documento Blueprint. Este es un reto al que debemos dar respuesta y en el que estamos trabajando.

P.- Recuperación de costes, calidad por encima de cantidad… ¿Le gusta a usted la filosofía de la Directiva Marco del Agua? ¿Cree que está pensada para los países que tienen recursos hídricos en abundancia y, por ello, es difícil de aplicar en España?

España comparte y apoya la política europea del agua

R.- Yo creo que muchos de los objetivos de calidad que nos marca la Unión Europea, hoy en día son demandados por los propios usuarios que, por ejemplo, cada día nos reclamaban ríos más limpios. Es cierto que conseguir alcanzar esos objetivos nos está obligando a hacer importantes inversiones que requerirán variar el modelo de financiación. Son asuntos que están sobre la mesa, que estamos estudiando y que tendremos que asumir porque en materia de agua queremos estar a la vanguardia de la Unión Europea.

La política europea apuesta por la gestión sostenible y racional de todos los recursos naturales, y el agua ni es ni puede ser una excepción. Y eso lo sabemos muy bien en un país como el nuestro donde padecemos un déficit estructural de recursos hídricos. España comparte apoya la política europea del agua. Y comparte y apoya la necesidad de profundizar en la aplicación de la legislación europea en materia de agua, puesta de manifiesto por la Comisión Europea en su documento “Blueprint” y mejorar la eficiencia en el uso del recurso (impulsando precisamente las herramientas económicas de la gestión del agua), reforzar la base científica que soporta la toma de decisiones en la asignación de recursos y promover una integración trasversal del agua en las distintas políticas sectoriales (agricultura, energía, transporte, industria, turismo, etc.) a fin de reconducir la política del agua hacia la senda de la sostenibilidad.

P.- ¿Cree que la agricultura española utiliza eficientemente el agua?

R.- Creo que todavía queda mucho por hacer en materia de modernización de regadíos y de eficiencia en el manejo del agua.

Tengo la cabeza donde la tengo que tener: en este Ministerio, que requiere todo mi esfuerzo y dedicación

P.- Recientemente se ha aprobado el proyecto de Ley de Evaluación Ambiental ¿cuáles son sus objetivos? ¿En qué afectará al sector del agua?

R.- Este proyecto garantiza con más intensidad la protección del medio ambiente, es coherente con las tendencias regulatorias de la Unión Europea, simplifica trámites y homogeniza la aplicación de la política medioambiental en España, lo que contribuirá a una mejor defensa del medio ambiente, también en materia hídrica.

Este proyecto tiene como objetivos reforzar la protección del medio ambiente mediante una ley plenamente garantista; simplificar los procedimientos administrativos y agilizar la evaluación ambiental (por ejemplo, para los proyectos y actuaciones que se lleven a cabo en materia de agua); y establecer una legislación homogénea en todo el territorio.

P.- Usted se encuentra entre los ministros mejor valorados, pero con una nota media de tan sólo un 3,25. ¿Sensación agridulce?

La planificación hidrológica ha pesado muchas veces en el mapa político

R.- Sensación de tranquilidad. Yo me dedico a cumplir el programa electoral con el que mi partido se presentó a las elecciones, y me ocupo muy poco de las valoraciones.

P.- Varias quinielas le sitúan encabezando la lista al Parlamento Europeo o como candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía ¿acabará la presente legislatura en esta cartera?

R.- Esas quinielas… yo tengo la cabeza donde la tengo que tener, en este Ministerio que requiere todo mi esfuerzo y dedicación.

P.- ¿Cómo han afectado las posturas sobre la planificación hidrológica nacional al mapa político de España en los últimos 30 años?

R.- No podemos obviar que, efectivamente, la planificación hidrológica ha pesado muchas veces en el mapa político, debido sobre todo a que el agua se ha utilizado como arma arrojadiza en aquellas comunidades en las que existen o existía el temor de que se aprobara un trasvase.

Debemos ser más solidarios y olvidarnos de disputas territoriales

Yo creo que esa situación tiene que cambiar, el Gobierno debe garantizar la mejor distribución de las aguas en todo su territorio. Debemos ser más solidarios y olvidarnos de disputas territoriales.

P.- ¿Es la política del agua un reflejo de nuestra incapacidad para articular consensos que permitan avanzar en una senda común más allá de los vaivenes electorales?

R.- El problema que ha tenido este país, a mi juicio, es que ha habido partidos que han tratado de ganar votos, o de no perderlos, usando como arma el agua, tal como le acabo de apuntar.

El objetivo de este Gobierno es acabar con esta situación, de ahí la importancia de alcanzar ese gran Pacto Nacional del Agua que abordaremos al concluir todos los planes de cuenca. Queremos que el agua deje de ser un arma arrojadiza y se convierta en lo que es: un bien limitado, escaso e imprescindible que debemos gestionar adecuadamente para responder de forma adecuada a las demandas de los ciudadanos.

P.- El PP gobierna España y en Aragón, Castilla-La Mancha, Murcia y Comunidad Valenciana, las comunidades autónomas más sensibles a las decisiones sobre el agua. ¿Estamos ante una oportunidad irrepetible para alcanzar acuerdos que han estado años bloqueados?

Ha habido partidos que han tratado de ganar votos usando como arma el agua

Los presidentes del PP en las diferentes Comunidades Autónomas han dado una lección de sentido común, de racionalidad y de solidaridad. Cada uno defendiendo con toda energía las necesidades de sus territorios, pero entendiendo también la necesidad de conciliar otros intereses.

Yo creo que algo si que ha cambiado, y estoy seguro de que el año que viene, con la aprobación de todos los planes hidrológicos que nos permitirán conocer las necesidades y los recursos de cada cuenca, nos podremos sentar a negociar con datos en la mano para alcanzar ese Gran Pacto que culminará con la aprobación de un nuevo Plan Hidrológico que de respuestas adecuadas a cada necesidad.

Comentarios