Los bosques pierden sorprendentes cantidades de nitrógeno debido a los "parches" de agua subterránea

0
312
312

Un equipo de científicos de la Universidad de Cornell ha descubierto que los bosques están perdiendo sorprendentes cantidades de nitrógeno, un nutriente vital para el crecimiento de las plantas. El trabajo, publicado en 'PNAS', señala a los parches de agua que existen en las zonas forestadas -resistentes incluso en épocas de sequía- y que actúan como puntos calientes de actividad microbiana. Éstos eliminan el nitrógeno de las aguas subterráneas y la devuelven a la atmósfera.

Según han explicado los expertos, esta investigación contribuye a un mejor entendimiento de cómo y donde el nitrógeno se procesa en el medio ambiente. "El nitrógeno es el nutriente que más a menudo limita las tasas de crecimiento de las plantas, sin embargo, el destino de nitrógeno en los bosques ha sido difícil de seguir, sobre todo cuando se pierde en forma gaseosa", ha explicado una de los autoras Christine Goodale.

"Este estudio nos permitirá comprender mejor el destino de nitrógeno en los bosques", ha añadido otra de la investigadoras, Sarah Wexler. El trabajo se llevó a cabo en el Bosque de Hubbard Brook en las Montañas Blancas de New Hampshire. El equipo midió la presencia de nitrato, una forma de nitrógeno que es altamente móvil y reactiva en el medio ambiente, y determinó si es el resultado de la deposición atmosférica o de la nitrificación.

Wexler ha explicado que los investigadores diferenciaron entre las fuentes de nitratos y mostraron que algunos de ellos se perdieron en la atmósfera examinado el nivel atómico y usando isótopos estables de origen natural.

"La composición isotópica del nitrógeno y oxígeno de nitrato ofrece una forma natural para rastrear directamente los detalles del ciclo del nitrógeno. Encontrar una evidencia isotópica para la desnitrificación en las aguas subterráneas poco profundas en el verano, cuando el agua subterránea no tragaba la corriente, puede explicar tanto la reducción en la exportación de nitrógeno corriente y por qué la desnitrificación no se ha visto en la corriente en sí", ha explicado Wexler.

Los investigadores determinaron la importancia de la desnitrificación en parches de aguas subterráneas poco profundas, que habían sido pasadas por alto en los puntos de control para la pérdida de nitrógeno. "La importancia de estos parches fragmentados en el ciclo del nitrógeno no se había apreciado correctamente antes de este estudio", ha añadido el investigador Kevin McGuire.

El proceso

La mayor parte del nitrógeno se deposita por la lluvia, y los bosques templados reciben entradas mucho mayores de nitrógeno de la atmósfera de lo que exportan a los arroyos. Una vez que el nitrógeno sale del bosque en una corriente, puede convertirse en un contaminante del agua. La desnitrificación elimina este contaminante y, por tanto, puede mejorar la calidad del agua en los lagos y estuarios aguas abajo.

"En algunos ecosistemas, se han producido descensos a largo plazo en la exportación de agua corriente de nitrógeno cuando las entradas se han mantenido elevadas", ha indicado Goodale.

"La comprensión de la suerte de este nitrógeno ha sido un reto porque la desnitrificación -una pérdida gaseosa de nitrógeno a la atmósfera- es muy difícil de medir", han explicado los autores.

A su juicio, "el cambio climático, especialmente los aumentos de las precipitaciones, podría aumentar la cantidad de parches anegados en el bosque. Así, el cambio climático podría estar aumentando la desnitrificación y sus efectos sobre el crecimiento y la productividad de los bosques -un resultado negativo- y en la calidad del agua -un resultado positivo-".

Comentarios