El mundo ha perdido el 75% de sus humedales continentales en los últimos 100 años

0
142
  • Albufera de Valencia
    Albufera de Valencia
142

El 75% de las 167 áreas clave de biodiversidad de agua dulce identificadas y validadas en toda la región mediterránea se encuentra fuera de los límites de las áreas protegidas ya existentes, según una evaluación coordinada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) presentada este viernes en el Congreso Mundial de Parques que se celebra en Sidney (Australia), del 12 al 19 de noviembre.

Al menos 167 zonas de la cuenca del Mediterráneo pueden ser clasificadas como Áreas Claves para la Biodiversidad

Según ha informado la UICN, en los últimos 100 años se estima que se hayan perdido entre el 70-75% de los humedales continentales del mundo, junto con muchas de las especies de agua dulce que viven en ellos.

Así, ha denunciado que las áreas protegidas "no representan adecuadamente la biodiversidad de agua dulce" por lo que ha destacado la necesidad urgente de "identificar sitios críticos de biodiversidad de agua dulce como base para una red más representativa de áreas protegidas para las especies de agua dulce".

En este sentido, ha revelado que el estudio de UICN pone de manifiesto que al menos 167 zonas de la cuenca del Mediterráneo pueden ser clasificadas como Áreas Claves para la Biodiversidad (ACB) de agua dulce, cubriendo una superficie total de 302.557 kilómetros cuadrado.

De éstas, 40 también cumplen con los criterios que las clasifican como lugares para la Alianza de Extinción Cero (AZE, en sus siglas en inglés), representando así algunos de los últimos refugios que quedan para una o más especies En Peligro o En Peligro Crítico de extinción, ha manifestado la UICN.

"A través de este proyecto estamos poniendo la biodiversidad de agua dulce en el mapa en una región del mundo donde las presiones sobre los humedales continentales están conduciendo rápidamente a las especies al borde de la extinción, muchas ya se han perdido. El siguiente paso fundamental es promover una concienciación generalizada sobre estos importantes lugares y estimular una conservación específica sobre el terreno", ha explicado el coordinador de la Unidad de Biodiversidad de Agua Dulce de UICN y coordinador del proyecto, William Darwall.

En esta línea, la UICN ha precisado que las áreas claves para la biodiversidad (ACB) son lugares que "contribuyen significativamente a la persistencia global de la biodiversidad y pueden guiar la selección de nuevas áreas protegidas o la ampliación de redes de sitios existentes".

Para este organismo, el aumento de la severidad de las sequías, las alteraciones hidrológicas como consecuencia de la construcción de presas, la sobreexplotación de las aguas superficiales y subterráneas, la contaminación del agua y las especies invasoras son "las principales amenazas para las especies de agua dulce de acuerdo con los expertos".

"Las áreas claves para la biodiversidad son frágiles ecosistemas de agua dulce y deben gestionarse como parte de la planificación de la gestión integrada de la cuencas fluviales teniendo en cuenta la amplia gama de usos del agua de todos los sectores", ha afirmado el presidente europeo del Grupo de Especialistas de Agua Dulce de la UICN y co-autor del informe Jörg Freyhof.

Por último, la UICN ha recordado que el proyecto ha sido financiado por Crititcal Ecosystem Partnership Fund, la Fundación MAVA y la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo International (AECID), con contribuciones de la Comisión Europea a través del proyecto Biofresh y del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España.

Comentarios