El aumento de CO2 en la atmósfera podría intensificar las sequías extremas en regiones tropicales y subtropicales

0
133
  • Desierto en Australia (Wikipedia/Robert Kerton).
    Desierto en Australia (Wikipedia/Robert Kerton).
133

Un nuevo estudio sugiere que el aumento de CO2 en la atmósfera podría intensificar las sequías extremas en regiones tropicales y subtropicales, como Australia, el suroeste y centro de Estados Unidos, y el sur de la Amazonía, a un ritmo más rápido de lo previsto, explica el profesor Austin Rong Fu, de la Universidad de Texas en un artículo publicado en la edición de este lunes de 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

Fu, profesor de la Escuela Jackson de Geociencias, escribe acerca de un nuevo estudio realizado por William KM Lau, de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, y Kyu-Myong Kim, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, explicando que muestra por primera vez a través de la modelización del clima por ordenador que la Circulación de Hadley se intensificará a medida que el mundo se calienta.

El estudio, 'Cambios robustos en la Circulación de Hadley y el aumento de la sequía global debido al calentamiento por CO2 de las proyecciones del modelo CMIP5", se publicó en la edición del pasado 23 de febrero. La Circulación de Hadley, asociada a los vientos alisios en los trópicos, es una corriente de aire de la atmósfera en torno a la línea ecuatorial que afecta a áreas entre las latitudes de unos 30 grados norte y 30 grados sur.

La Circulación de Hadley influye en la distribución de las lluvias, las nubes y la humedad relativa de más de la mitad de la superficie de la Tierra. Se puede expandir o contraer en un clima mundial más cálido o más frío, lo que lleva a los modificaciones sustanciales de las precipitaciones regionales. Estos cambios se han relacionado con el colapso de la antigua civilización Maya.

Durante la última década o dos, la Circulación de Hadley se ha fortalecido y ampliado hacia los polos a un ritmo más rápido de lo predicho por los modelos climáticos globales, contribuyendo al aumento de las sequías sobre muchas regiones subtropicales y al incremento de las lluvias en las regiones ecuatoriales.

Estudios anteriores han atribuido la intensificación de la Circulación de Hadley a la variabilidad natural del clima decenal, porque los modelos climáticos predicen que la Circulación de Hadley se debilitará en el futuro como los cambios climáticos. Pero el trabajo de Lau y de Kim encontró que la Circulación de Hadley se intensificó con el clima más cálido, algo que se espera que continúe.

"Es el primer estudio que sugiere una posible intensificación de las sequías en los márgenes con tropical-subtropical con un clima más cálido. El hallazgo es fundamental para enteder cómo será el mundo a medida que el clima siga cambiando", afirma Fu. A su juicio, deben buscarse las respuestas a cuestiones como si la Circulación de Hadley seguirá expandiéndose o si la intensificación de las sequías en los trópicos y subtrópicos puede ser un nuevo estándar.

Comentarios