Encélado, una luna de Saturno, podría tener actividad hidrotermal

0
51
  • Imagen de Encélado (NASA).
    Imagen de Encélado (NASA).
51

Un nuevo estudio realizado por un equipo de científicos de la misión Cassini de la NASA, dirigidos por la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos, revela que granos microscópicos de roca detectada cerca de Saturno implican que se está produciendo actividad hidrotermal dentro de Encelado, una de las lunas de Saturno. Los granos son la primera indicación clara de una luna helada que tiene actividad hidrotermal, en la que se infiltra agua de mar y reacciona con una corteza rocosa, emergiendo como una solución caliente cargada de minerales.

El hallazgo, del que se informa en un artículo que se publica este jueves en la revista 'Nature', se suma a la tentadora posibilidad de que Encelado, una de por lo menos 60 lunas de Saturno, muestra notable actividad geológica, incluyendo géiseres (una especie de fuente termal), y podría poseer un ambiente adecuado para albergar organismos vivos.

El descubrimiento es el resultado de un amplio análisis durante cuatro años de datos de la nave espacial, simulaciones por ordenador y experimentos de laboratorio. En su estudio, los investigadores determinaron cómo probablemente se forman los diminutos granos cuando el agua caliente que contiene minerales disueltos viaja desde el interior rocoso de la luna hacia arriba, entrando en contacto con el agua fría.

Las temperaturas necesarias para las interacciones que producen los diminutos granos de roca serían al menos de 194 grados Fahrenheit (90 grados Celsius). "Es muy emocionante que podamos utilizar estos pequeños granos de roca, arrojados al espacio por los géiseres, que nos indican las condiciones que hay sobre y debajo del fondo del mar de una luna helada", resalta el autor principal del artículo, Sean Hsu, investigador asociado en el Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de CU-Boulder.

El instrumento Analizador de Polvo Cósmico (CDA, por sus siglas en inglés) de Cassini ha detectado en varias ocasiones minúsculas partículas de roca, rica en el elemento silicio, cerca de Saturno desde 2004. Por proceso de eliminación, el equipo de CDA llegó a la conclusión de que estas partículas deben ser granos de sílice, que se encuentra en la Tierra en la arena y el mineral cuarzo.

El tamaño uniforme de los granos observados por Cassini, siendo el más grande de entre 6 a 9 nanómetros, fue la pista que apuntó a un proceso específico como probable responsable. En la Tierra, la manera más común para formar granos de sílice de este tamaño es la actividad hidrotermal implicando una serie de condiciones específicas: cuando el agua ligeramente alcalina con salinidad moderada está muy saturada de sílice sufre un gran descenso de la temperatura.

Hsu y Postberg trabajaron estrechamente con sus colegas de la Universidad de Tokio, en Japón, que realizaron detallados experimentos de laboratorio que validaron la hipótesis de la actividad hidrotermal. El equipo japonés, dirigido por Yasuhito Sekine, verificó las condiciones en las que los granos de sílice se forman con el mismo tamaño que detectó Cassini. Los investigadores creen que pueden existir estas condiciones en el fondo marino en Encelado, donde el agua caliente del interior se encuentra con el agua relativamente fría en el fondo del océano.

El tamaño extremadamente pequeño de las partículas de sílice también sugiere que viajan hacia arriba de forma relativamente rápida desde su origen hidrotérmico a las fuentes cercanas a la superficie de géiseres de la luna. Desde el fondo marino al espacio exterior, una distancia de unas 30 millas (50 kilómetros), los granos pasan entre unos meses a unos años en tránsito, porque de lo contrario crecerían a tamaños mucho más grandes.

Los autores señalan también que las mediciones de la gravedad de Cassini sugieren que el núcleo rocoso de Encelado es muy poroso, lo que permitiría que el agua del océano se filtre hacia el interior, proporcionando una enorme superficie donde la roca y el agua podrían interactuar. "Es posible que gran parte de esta interesante química del agua caliente se produzca en el interior de núcleo de la Luna", concluye Hsu.

Comentarios