Papa Francisco: "Nadie debe ser excluído o discriminado en el uso del agua, el bien común por excelencia"

0
108
108

El Papa ha reclamado un reparto equitativo del agua entre las personas y las regiones del planeta al tiempo que ha subrayado que el futuro de la humanidad depende de la capacidad del hombre para "cuidar" y compartir" este elemento "esencial para la vida", durante el ángelus de este domingo.

De este modo, Francisco ha pedido a las instituciones internacionales que se comprometan a garantizar una distribución del agua equitativa en todo el mundo y ha reivindicado su cualidad de ser un elemento "común", con motivo del Día Mundial del Agua convocado por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Invito a la Comunidad Internacional a vigilar hasta que las aguas del planeta sean protegidas adecuadamente y nadie sea excluido o discriminado en el uso de este bien, que es un bien común por excelencia", ha dicho ante cientos de personas reunidas en la Plaza de San Pedro.

Durante el rezo dominical, el Papa ha reflexionado sobre la Cruz, al destacar que "es la hora de la derrota de Satanas, príncipe del mal, y del anuncio misericordioso del amor de Dios".

Además ha explicado que el testimonio de fe es sobre todo "coherencia" entre la fe y la vida, entre las palabras y las acciones. "A quienes no han encontrado aún a Jesús, podemos ofrecerles el Evangelio, la cruz y nuestro testimonio: pobre, pero sincero", ha comentado.

Comentarios