Exolunas con agua suficiente y más grandes que Marte, candidatas a albergar vida extraterrestre

0
183
183

Investigadores de la Universidad McMaster que han modelado sistemas planetarios, han encontrado que las lunas masivas más grandes que Marte podrían ser la mejor apuesta para encontrar vida.

Utilizando datos de nuestro sistema solar y observaciones de enormes planetas mucho más allá del alcance visual de cualquier telescopio, los astrofísicos René Heller y Ralph Pudritz han demostrado que algunas lunas de esos planetas podrían ser habitables.

Sus hallazgos, presentados en dos artículos en las revistas Astronomy and Astrophysics y The Astrophysical Journal, sugieren que algunas lunas de exoplanetas - planetas fuera de nuestro sistema solar - son del tamaño adecuado, están en la posición correcta y tienen agua suficiente para sustentar la vida.

"Podríamos estar apenas a unas décadas de probar si hay vida en otros lugares"

"Podríamos estar apenas a unas décadas de probar si hay vida en otros lugares", dice Heller, un becario posdoctoral en el Instituto de Origins de McMaster que trabajó con Pudritz, profesor de física y astronomía y director del citado instituto. "Durante todo este tiempo, hemos estado buscando en otros planetas, cuando la respuesta podría estar en una luna."

Los exoplanetas se cuentan por miles desde el desarrollo de nuevos métodos no visuales que permiten a los científicos probar su existencia mediante la medición de patrones de luz de las estrellas similares al Sol que pierden intensidad ligeramente cuando los planetas pasan por delante de ellas.

Muchos planetas fuera del sistema solar son aún más masivos que Júpiter, y orbitan sus estrellas como el Sol a una distancia similar a la Tierra, pero estas lejanas súper Júpiter son efectivamente bolas gigantes de gas que no pueden sustentar la vida porque carecen de superficies sólidas. Sus lunas, sin embargo, podrían tener las condiciones adecuadas para tener agua líquida superficial y por lo tanto para que la vida surja y evolucione.

Mientras la investigación reciente se ha centrado en los exoplanetas, los autores de McMaster están ansiosos por estudiar las lunas de los planetas gigantes como Júpiter, que pueden haber emigrado a zonas más templadas en órbita de estrellas distantes, remolcando con ellas a sus lunas.

Más cerca de casa, Heller y Pudritz modelan la vida temprana de Júpiter, que revela un patrón de distribución de hielo en sus lunas que les llevó a predecir la formación de lunas alrededor de los súper-Júpiter de otros sistemas solares. Esas lunas podrían ser dos veces más masivas que Marte.

No se ha descubierto ninguna luna alrededor de un exoplaneta, pero sin duda existen, dice Heller. Con cerca de 4.000 exoplanetas conocidos hasta el momento, y con el aumento de las capacidades tecnológicas, el descubrimiento de exolunas ahora se vislumbra en el horizonte.

Si existen estas lunas gigantes alrededor de los planetas gigantes, puede ser que ya estén presentes en los datos disponibles del telescopio espacial Kepler de la NASA, o podrían ser detectables con la próxima misión espacial PLATO de la Agencia Espacial Europea, o con el European Extremely Large Telescope del Observatorio Europeo Austral.

Comentarios